3 jul. 2016

Seis años... toda una vida!

Ayer mi pequeño príncipe cumplió 6 años! Se dice pronto... pero es toda una vida!!!

Parece que fue ayer cuando estaba con mi pequeña bolita recién llegada a este mundo en el hospital... con dolor, sueño, agotamiento, y sobretodo con la sensación de necesitar un manual de instrucciones que no acaba de llegar.

Ahora que cumple 6 años, me encuentro con mi pequeño bebé ha desaparecido definitivamente, y un inquieto niño ha ocupado su lugar. Erik ha finalizado su etapa de educación infantil, y el año que viene empezará en primaria. Ya ha empezado a leer, a escribir, y a hacer operaciones matemáticas sencillas. Cada vez es capaz de razonar sobre más cosas y de entender mucho más.

Mi pequeño ya tiene opinión propia sobre muchas cosas, empieza a ser más activo y a comportarse como lo que es: un niño!

En estos seis años que lleva en mi vida muchas cosas han cambiado. Mi vida a dado un giro total y absoluto! Han cambiado mis prioridades, las actividades a las que dedico mi tiempo de ocio y la decoración de mi salón. Ahora hay juguetes por prácticamente toda la casa, y la mayoría del tiempo que no estoy trabajando, la paso dedicada a mi pequeño y a su hermana!

Quién me iba a decir que mi pequeño rechonchón iba a acabar montando legos con su padre y ayudándome a acarrear con la compra del super!

Ayer, para celebrar una fecha tan especial, quisimos hacer una fiesta sencilla pero a gusto del príncipe de la casa. Él quería una fiesta de Star Wars, pero nuestro presupuesto es limitado... así que optamos por hacer algo sencillo, pero que respondiera a sus nuevos gustos.

Compré un par de platos de Star Wars (pero no de usar y tirar, sino de los infantiles que podremos usar más tiempo),, un paquete de servilletas de papel con motivos de la película (que usé básicamente para poner encima de las bandejas de plástico blanco sobre las que coloqué los bocadillos) y un bizcocho normal y corriente que decoré con una galleta de Star Wars de una pastelería cercana. Con lacasitos escribí "Star Wars" justo debajo de la vela. Y así conseguí este pastel low cost, pero muy resultón!



No quedó nada mal, verdad??? A él le encantó!!!

También compré galletas Tosta Rica con los personajes de la película, e hice bombones de chocolate con unos moldes con forma de estrellas (bombones que olvidé en la nevera de casa... y que disfrutamos en familia el resto del fin de semana!).

En estas fechas, montar una fiesta infantil es muy complicado. La mayoría de niños no pueden venir... porque están fuera, de vacaciones. Por eso este año pensamos que en lugar de hacer una fiesta con la familia (abuelos, tíos y primos) y una con los amigos del cole, haríamos una única fiesta con todos! Así, seríamos más!

Fue una idea genial!!! El peque lo pasó de fábula jugando con todos sus amigos y primos! Y la fiesta lució más!

La hicimos como siempre, en un parque cercano a nuestra casa, donde los peques disfrutaron del tobogán, la arena, la pelota de fútbol y algunos globos de agua.

Por la tarde, aprovechando que es fiesta mayor en el pueblo, fuimos a dar una vuelta y a disfrutar del ambiente. Vimos los gigantes, y correteamos por las tiendas del pueblo.

La guinda del "pastel" la pusimos cenando fuera. Por primera vez nos quedamos a cenar en una de las terrazas que montan en la calle por la fiesta mayor! A Erik le encantaron los chocos!!! Mientras su hermana dio buena cuenta de los pinchos :-)

Fue un día genial! Donde el peque disfrutó muchísimo! E incluso tuvo tiempo de montar una pista para coches que le habían regalado para su cumple. Ahora tiene que sacar tiempo para montar los legos, jugar con el patinete, con un juego de burbujas gigantes, unas palas de tenis y otros tantos regalos más que recibió a lo largo del día!

Disfruto mucho de esta nueva etapa de mi pequeño, en la que podemos compartir muchas cosas más que cuando era un bebé... pero no puedo evitar echar de menos al pequeño tranquilón que observaba con sus ojos bien abiertos todo lo que hacíamos.

Y tu? Sientes algo parecido con tus pequeños? Esa mezcla de alegría y de nostalgia por verlos crecer???

4 comentarios:

  1. Felicidades a Erik! La tarta me chifla y sguro que estaba para darle unos buenos bocaos. Me parece una idea muy buena la de adornarla pero hacerla tu misma. Eso que te ahorras y queda preciosa.
    Me ha encantado tu post, como siempre.
    Mi peque aun es un bebé, pero pasan los días y va creciendo... y da pena muchas cosas aunque otras mil te llenan de alegria. Es un sentimiento contradictorio.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí... son sentimientos contradictorios los que tenemos por ver crecer a los pequeños.
      Yo no puedo hacer los pasteles porque mi horno no funciona bien... y no hay manera. Pero compró yo algunas cosas y trato de montarlas a su gusto.
      Compradas son muy caras!!
      Un abrazo y gracias por comentar!!!

      Eliminar
  2. Felicidades!!

    El mío pronto hará 6!! Qué rápido crecen, sí, el tiempo no corre, vuela!! :D

    Te sigo en blogger y te invito a seguirme!

    Nos leemos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, crecen muy rápido!!! Gracias por seguirme!! Te acepto la invitación! Saludos

      Eliminar