21 dic. 2013

Luna Llena

La luna brilla de un modo especialmente intenso esta noche... casi podría pensarse que irradia luz propia. Mi corazón se acelera con sólo sentir su presencia y parece latir con una fuerza inusitada. 

Durante unos instantes, su halo luminoso parece trasladarme a tiempos no muy lejanos. Y pronto olvido la sangre que tiñe mi rostro, y el crujido de los huesos de los cadáveres partiéndose bajo mis pies. Tan sólo avanzo con la mirada bien alta, siguiendo la mágica luz de la luna llena... 

Mi alma abandona el campo de batalla y recuerda como juntos dormíamos al raso , bajo aquella misma luz... tiempo atrás... Y recuerdo cuando la luna mutaba su forma y se transformaba según tus palabras en un arco plateado, igual que aquel que heredé de mis antepasados... Y recuerdo al hijo que jamás salió de tus entrañas y nunca pudo contemplar el maravilloso espectáculo de luz que tú y yo disfrutábamos... 

Y mi corazón vuelve a llenarse de rabia, de odio, de ira... Y blandiendo mi espada con fuerza, continúo asestando mortales golpes, derribando enemigos, mientras mi mirada continúa reflejando esa luz que a cada paso parece brillar con mayor intensidad. 

Y saboreo la sangre de mis enemigos, tibia, dulce... El sabor de la venganza me acompaña mientras espero que un adversario más valiente me proporcione una digna muerte. Pues sólo así vendrán las Valkirias a buscarme para llevarme contigo hacia el eterno descanso.

RELATO ESCRITO EN FEBRERO DE 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario