27 mar. 2017

Odio los días de lluvia y colegio

Es así, sin más... odio los días de lluvia y colegio. Pero no, no es por tener que cargar con los peques bajo la lluvia... ni por toda la parafernalia que se monta: paraguas, impermeables, botas de agua...

Ni siquiera por el lío de coches en las inmediaciones de la escuela.

He de reconocer que todos estos factores resultan algo incómodos. Sobretodo si llueve a la hora de ir a la escuela... y he de caminar con mis enanos durante 30 minutos bajo la lluvia. Es realmente un auténtico rollo, puesto que inevitablemente se acaban mojando.

Pero si odio los días de lluvia y colegio no es exactamente por estos factores. Si los odio, es porque me hacen parecer malamadre.


Nunca he trabajado en el mismo pueblo en el que vivo. Siempre he trabajado en los alrededores, a una hora de distancia de promedio.

Normalmente salgo de casa muy temprano en la mañana, y cuando recojo a los niños del colegio, voy directa...desde mi trabajo.

Ello hace que tenga que ir a trabajar cargada con mi comida, mi desayuno, y la merienda de los niños!

A veces, salgo de casa y es de noche... y no sé exactamente que tiempo hace... o que tiempo va a hacer. Como supondréis no tengo por norma cargar con mi paraguas y el de mis hijos los 365 días del año... no vaya a ser que llueva.

Y a veces, sucede que salgo con un tiempo determinado por las mañanas... y cuando salgo de trabajar, el clima ha cambiado por completo. Lo mismo está diluviando o hace un frío del carajo.

Y claro... llego al colegio empapada como pollo.... o congelada... y veo a todas esas madres que llevan impermeables, paraguas, o guantes y gorro para abrigar a sus peques. Todas comentan en la puerta que han cogido todos esos artilugios en vista del cambio de tiempo.

Y a veces... noto que alguna me mira de reojo.... Yo recojo a mis peques que obviamente me preguntan si no llevo paraguas o algo de ropa de abrigo... porque tienen frío... Y yo les respondo que no... que voy directa del trabajo y que volveremos "corriendo"... que será divertido.

No nos engañemos... no es divertido caminar bajo la lluvia media hora, sin paraguas... con mis hijos empapándose a cada paso. No, no tiene nada de divertido. Ni caminar media hora mientras les ves agarrotarse por el frío... o te das cuenta de que sus manitas están congeladas porque no llevan guantes.

Y no puedo evitar sentirme mal... pero que puedo hacer al respecto??? Ahora que va papá a buscarles y sí puede pasar por casa, va siempre preparado y nunca les pasan estas cosas. Pero en breve estoy segura que encontrará trabajo, y tal vez tenga que ir yo a buscarles a diario de nuevo... y estas situaciones volverán a darse.

Tampoco soy la madre que lleva manzana recién cortada a sus peques a la salida del cole. Si corto la manzana a las seis de la mañana antes de salir de casa... ni te cuento la pinta que me tiene a las 16.30! Eso sí, les llevo plátanos, bocadillos... y sí... por qué no? A veces galletas! Y compradas... no echas por mí...

Y a menudo como en el vagón del ferrocarril para llegar a tiempo, y llego justita, jadeando y con la lengua fuera... mientras la comida recién ingerida amenaza con salirse por las orejas.

Y aunque me sienta mal... cuando veo a las demás tan bien preparadas, mirarme de reojo en la fila, voy con la cabeza alta. Porque a mis pequeños no les falta de nada, bueno sí... a veces les falta un paraguas para cobijarse! Pero tienen todo mi cariño y saben que su mami hace lo que buenamente puede.

Y tu? También te sientes malamadre?


10 comentarios:

  1. No sabes cuánto me identifico contigo!!! Siempre corriendo a todas partes con todo medio hecho y #MiPackDe3 aguantando a su desastre de madre.... La verdad que los pobres poco se quejan...
    Me siento fatal, me encantaría ser de esas madres alfa siempre preparadas para todo pero luego recuerdo que soy así y que no voy a cambiar y que mis niños quieren a una mamá así.
    Mucho ánimo!! Y de malamadre nada! Ya les gustaría a muchos tener una madre dispuesta a tirarse con ellos al suelo a jugar aunque no haga galletas caseras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda ya! Desastre de madre dice! Seguro que eres una madre estupenda!
      No somos madres alfa... que le vamos a hacer. Pero como tu dices, nuestros hijos seguro que tampoco quieren unas alfa. Nos quieren a nosotras, con virtudes y defectos, tiradas por el suelo y disfrutando de ellos al 100%.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. A veces pienso que en el acto de recoger a los niños al colegio hay mucho de parafernalia, de fachada y del famoso "postureo". Es un poco como el muro de Facebook... tod@s van felices y content@s a recoger a sus hijos, con las manzanas recien cogidas del árbol que los mismos padre plantaron, y los bizcochos recien hechos en casa (y sin gluten, por si algún amiguito intolerante quiere probar). Les esperan en fantásticos coches con sillitas orientadas en sentido contrario a la marcha... vamos, un marco de fantasia en algunos casos... Es un poco como quedarte hasta tarde en el trabajo... siempre queda mejor salir 1 hora más tarde para recuperar el tiempo de salir a hacer el cigarro que no entrar 1 hora antes, que total, no hay nadie para verte... Yo como entraba una hora antes y salía una hora después para recuperar "el cigarrillo de los otros", puedo opinar... y también sobre dejarles o no con mayor o menos brillo... un año en paro da para muchos desplazamientos al cole, y para mucha observacion...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... hay mucho postureo... como en todo! Al menos tu siempre evitas que se mojen los días de lluvia :-)

      Eliminar
  3. Hola neni, la verdad es que no me siento mala madre,por no ir " prepara " al buscar a mis hijos al cole, ( y eso q a mi si me da tiempo de llegar a casa).Principalmente no me siento mal porque la opinion que resto, q tengan de mi, no me interesa. La unica opinion q me importa es la de mis enanos. Entiendo que un despiste algo inesperado nos da la oportunidad de demostrar a los niňos que " al mal tiempo buena cara " y los demas si no van ayudar a sus cosas.
    Pregunta a tus Niños, seguro q estan encantados de que llegues a tiempo y les hagas pasar una " aventura "
    Animo nadie es perfecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapi! Ciertamente de todo se aprende! Y de esas pequeñas aventuras, seguro que mis pequeños aprenden y sacan partido. Y aunque algunas veces haya recibido algún reproche de mis enanos por no ir preparada a por ellos... sé que en el fondo valoran mucho pasar tiempo junto a mí.
      No somos madres perfectas... pero somos grandes madres!
      Un beso

      Eliminar
  4. Anda ya quien te mire. Que no te hagan sentir mal. Yo tambien vivo alejada del cole y del pueblo y cuando paso el día allí me ha pasado lo mismo que a ti. Ahora llega el buen tiempo así que no tienes que preocuparte y sino en el decatlon hay unos chubasqueros supercuquis que ocupan poquísimo y que igual pueden ellos llevarlos en la mochila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Me tendré que hacer con unos mini chubasqueros! Y llevarlos siempre encima.
      Y a quien no le guste mi forma de vivir la maternidad... que no mire! Si no es para ayudar... no necesito sus miradas!
      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Me ha encantado leerte!!genial el texto!besos

    ResponderEliminar