8 dic. 2016

Tarde de Tres en Raya!

Hace poco fue el cumpleaños de mi hija (AQUÍ os lo contaba) y entre todos los regalos que recibió de parte de sus compañeros de clase, hubo uno muy sencillo y que me dejó enamorada: un tres en raya de madera!



Es una monada, o no?

La verdad es que es un juego muy sencillo, fácil, y entretenido. Y de esos de toda la vida!
El formato es bonito y práctico. Mide unos 9 * 9 centímetros, y guardarlo o dejarlo recogido no es ningún problema. Cabe en cualquier cajón!

Como las normas del juego son muy sencillas (ya sabéis, mueve un jugador, mueve otro... e intentas poner tres piezas en ralla antes que tu adversario) es un juguete apto para mis dos hijos, de 4 y 6 años de edad.

Pueden jugar de manera autónoma y sin vigilancia. Al ser partidas muy rápidas, podemos utilizar este juego para "llenar" cualquier momento del día. Sin ir más lejos, hoy, mientras acababa de hacer la comida, ellos estaban haciendo unas partidas en lugar de ver la tele. Como no requiere preparación previa, ha servido perfectamente para tenerles distraídos esos quince minutillos que me faltaban. Y al tener la comida lista, han podido recoger en un plis plas y no demorarse en venir a la mesa!

Y si queremos pasar un rato en familia, también resulta práctico! Podemos montar un "torneo", de forma que todos juguemos contra todos. Al ser partidas muy rápidas, los que esperan turno... no se aburren!

Y siempre queda la opción de jugar por equipos! Así, un adulto se empareja con un niño, y le puede ayudar a razonar mejor sus jugadas.

A la peque, con 4 añitos recién cumplidos, a veces aún le cuesta alinear las fichas correctamente y ver sus posibilidades de juego... pero poco a poco, a base de práctica irá desarrollando sus capacidades de observación, estrategia, y razonamiento, y sus resultados irán mejorando!

Resulta ideal como regalo de amigo invisible, o como un detalle para el Tió, o a colgar en el árbol de Navidad, o incluso para que el ratoncito Pérez lo dejé bajo la almohada. En el mercado hay muchos juegos, de variadas dimensiones, materiales y precios.

Y si no... podemos pintarlo en un papel, como hacíamos en mi casa, y pasárnoslo pipa igualmente!

Sabías que existía este juguete? Lo tenéis en casa?




No hay comentarios:

Publicar un comentario