16 abr. 2016

Cambiando planes en 3,2,1...

Planes.... aquello que hace la gente sin hijos.

La verdad es que ya no sé porque nos esforzamos en planificar. Imagino que será debido a la costumbre... pero está visto que con los pequeños lo mejor es improvisar o mejor aún: planificar para después en el último minuto: replanificar!

Hoy era un sábado de esos en los que haces planes. No eran grandes planes... pero eran NUESTROS planes. Hechos con cariño...con esmero... vamos, que personalmente estaba deseando que fuera sábado! Porque me apetecía hacer lo que habíamos planeado entre todos!

Por la mañana Erik tenía jornada de la extraescolar de deportes del cole. Es de iniciación deportiva, y organizan 4 jornadas al año, donde se unen todos los niños del pueblo, sean del colegio que sean, que hacen esta extraescolar. Las 4 jornadas son temáticas, y se prueban modalidades deportivas diferentes.

La de hoy giraba en torno al atletismo, y como imaginareis nos apetecía mucho ir! Hemos madrugado un poquito y hemos podido disfrutar de la mañana sin problemas! Erik ha podido practicar el salto de longitud, el salto de altura, los relevos, el lanzamiento de jabalina.... todo ello adaptado para los más peques. Lo ha pasado en grande!

Después hemos comido todos juntos un buen plato de pasta, para reponer fuerzas.

El plan era acompañar todos a papá, que tenía competición de marcha atlética, para seguir disfrutando de una jornada deportiva. A la vuelta, íbamos a cenar todos juntos unas pizzas mientras veíamos la siguiente película de Star Wars (el episodio V). Iba a ser una novedad, puesto que nunca hemos hecho sesión nocturna de cine. Así que nos apetecía especialmente.

Y aquí ha sido donde los planes se han truncado. Después de comer Erik se ha recostado sobre mí en el sofá y he notado que su cogote estaba calentito. El termómetro no ha mentido: 37.9.

Así que nuestros planes han tenido que cambiar de manera forzosa. Por lo pronto, Alberto ha tenido que marchar solo a la competición de atletismo (la prueba puntuaba y él era uno de los dos atletas de su club elegidos para hacerla), y yo me he quedado en casa al cuidado de la manada.

Lo de la pizza y peli...chunguillo... habrá que improvisar sobre la marcha. Todo dependerá de como se vaya encontrando el grandullón... pero imagino que será cena infantil y a dormir.... y lo de la peli para otro día.

En todo caso podremos escoger otra peli y verla en pareja... no es que esté mal... pero el plan original.... siempre es el plan original!

Y tu? Te ves obligada a menudo a reorganizar planes?? Algún plan maravilloso que se haya ido al traste hace poco?

4 comentarios:

  1. Vaya!que mala suerte... a ver si se recupera prontito y mañana podeis disfrutar de la siguiente peli!nosotros por el momento muchos planes no hacemos... el unico ver una peli y parece que la peque esta en contra del cine,siempre que intentamos ver algonla pobre se nos queja... pero de esas tendremos muchas y habrá que improvisar. Un besito!

    ResponderEliminar
  2. La maternidad es una carrera de improvisación constante!!! Hoy el peque sigue con fiebre, pero hemos jugado a varios juegos de mesa y seguimos de un modo u otro sacando partido al domingo!

    ResponderEliminar
  3. Dímelo a mí que no se puede, no! nosotros teniamos un finde lleno de planes infantiles y con amigos y como ya sabes, con Rosquis malito, en casa y viendo médicos en menos de 48 horas. Ánimos y que se mejore muy pronto! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestros peques son los reyes de la improvisación!!!
      Paciencia y capacidad de adaptación al poder!

      Eliminar