12 jun. 2017

Yo no salgo a cenar con amigas

Siempre he sido una persona a la que le ha gustado mucho salir, desde jovencita. Salir a tomar algo, a cenar fuera de casa, a hacer un vermout, unas cañas... Salir con mis amigas, salir con las compañeras de trabajo, salir con los grupos de mamis, salir en pareja...

Pero ahora.... ahora yo no salgo con amigas. Y a veces la gente se extraña, piensan que soy rara, una aburrida, o vete tu a saber.

Cuando menos me lo espero saltan las alarmas! Grupo de WhatsApp al canto y en menos que canta un gallo te organizan una cena. Y yo... observo, callo... pienso... trago saliva... y finalmente casi siempre acabo declinando la invitación con una sonrisa.
Los más allegados, los que me conocen perfectamente, saben que soy divertida, sociable y que nada me apetecería más que ir. Pero no me dicen nada... no insisten... me conocen bien, y saben sobradamente mis motivos. Los menos allegados me juzgan, me presionan, me animan... y finalmente no entienden mi decisión.

Y eso duele y causa tristeza en mi persona. Y por ello, hoy he decidido explicar la razón... y quien lo quiera entender... que lo entienda.

Mi situación económica no es buena, tampoco es mala, pero no es buena. Yo no tengo un trabajo estable... eso en mi sector es un imposible. De modo que salto de un proyecto a otro, de una empresa a otra. A veces "empalmo" contratos, y otras... me toca quedarme en el paro. A veces por poco tiempo, y  a veces... a veces los meses pasan... y yo parada. De hecho en julio me quedaré sin empleo, y todo indica que no volveré a trabajar hasta diciembre, que es cuando se aprueban subvenciones y salen nuevos proyectos.

Mi marido, que siempre había gozado de estabilidad laboral, lleva ya algo más de un año desempleado. En paro, que no parado! Formándose y sanando heridas a nivel físico y mental, luchando por una vida mejor, que seguro logrará.

Cada mes en casa sale más dinero del que entra... desde hace tiempo... Cubrimos gastos, estamos bien... pero hay cosas que es mejor no permitírselas, por si la situación se complica.

Y por eso... yo no ceno con amigas. Yo no salgo a cenar y a gastarme 30 o 40 euros yo sola, en pagar una comida, una copa, y depende de donde quedemos (si es en otra población) un taxi (entonces la cuenta subiría a unos 50 o 60 euros).

Ese dinero, prefiero gastarlo en salir a cenar con mis hijos, y darles ese gusto! Prefiero disfrutarlo en familia, y que mis niños puedan tomarse un helado, un zumito en una terraza, o una hamburguesa o una pizza en el italiano de la esquina de casa. Allí comerán a gusto, y probablemente papá y yo no tomemos postre... y tal vez ni siquiera café... porque así... igual con 50 euros.... tenemos para salir dos veces en familia! Y si compartimos algún plato... hay que ver como da de sí el dinero!

Por eso tampoco voy a eventos de "blogueros". No puedo, no quiero, gastarme un dinero en un viaje de tren, en una noche de hotel, en comer algo... yo sola... mientras mis hijos se quedan en casa... y comen los helados de la Sirena.

Para mí no es justo. No voy a dilapidar ese dinero que tanto nos costó ganar, en diversión individual.

Así que, sólo salgo con esas amigas que me conocen bien... esas con las que salgo por aquí, al lado de casa... y puedo ir y venir andando... sin gastar. Y encima vamos a ese sitio de tostadas, donde por 15 eurillos por cabeza, hemos cenado! Y nos volvemos a casa, tras echarnos unas risas! Sin copia previa... porque a ninguna le viene bien... y lo sabemos! Y si no... quedamos en casa y nos tomamos una pizza marca blanca o un buen plato de pasta, regado con un vino de esos que no llegan a dos euros la botella!

Así, que... no soy una amargada, y me gusta salir tanto como a cualquiera. Pero cuando no está el horno para bollos... primero van mis hijos, su diversión, sus experiencias... y luego... cuando se pueda... ya llegará mi diversión individual... si llega.

Vendrán tiempos mejores, y de mientras... si declino invitaciones, no me juzgues a la ligera.

42 comentarios:

  1. Te diría que ánimo, que blablabla, pero no lo necesitas, porque cuando haces lo que quieres lo haces bien. Tienes tu familia y de momento un curro. Seguro (pero seguro) que pronto tenéis curro los dos, y seguro que tampoco dilapidáis el dinero. Seguro que le dais caprichos o a los peques o os marcáis un viajecito....gastar sin pena está sobrevalorado. Yo tampoco sirvo para eso. Y si gasto, gasto con los peques😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que le damos algún caprichito a los peques! Como lo sabes? Viajecitos no solemos hacer.... el año pasado fuimos de vacaciones... pero este año no va a poder ser.
      Lo que tengo claro es que si gasto... como tu dices... será con mi familia!

      Eliminar
  2. Aixxx como te entiendo. Yo tengo trabajo estable. Pero no un buen sueldo. Es lo que hay cuando trabajas para una empresa externa.
    Mi marido lleva 3meses en el paro y no sé cuánto tiempo le llevará encontrar algo nuevo. Espero que no mucho, pero en casa entra poco y sale mucho. Así que no podemos tener algunos caprichos que nos gustaría. Ni siquiera salir a comer por ahí o cenar nosotros.
    Hoy es nuestro aniversario de boda. 7años juntos. Una bonita fecha pero sinceramente no haremos nada para celebrarlo. Sólo cuando nos hemos levantado ya lo hemos dicho. Para nosotros seguir juntos en estos momentos malos es lo que cuenta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no se puede uno ni dar pequeños caprichos. Para nosotros ir al Pan's and Company a hacer un bocata es una excursión de lujo! Y sentarnos en una terraza es todo un acontecimiento. Hay épocas que podemos hacerlo una vez al mes... y otras que con tres veces al año somos felices.
      Como tu dices, lo importante es estar junto a tu familia.
      Y por cierto... feliz aniversario de boda!

      Eliminar
  3. Princesa, vendrán mejores tiempos, estoy segura!!!
    Y las explicaciones, no hacía falta darlas porque oye, son tus motivos y a nadie le importan, sólo a ti pero si así te sientes mejor, chapeau.

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Es que a veces una se cansa de tanta pregunta y rumorología. Cabeza alta y de frente oye!
      Algún día disfrutaremos como enanos de placeres más caros... pero ahora... vida austera!
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Ay, guapa. Pues es completamente respetable y comprensible. Y a quien no lo entienda, pues que se la pique un pollo. Cada uno tenemos nuestras razones para no salir. En nuestro caso algunos de nuestros amigos o conocidos no entienden porque no quedamos cada fin de semana. Ves que hacen grupos de whasap para quedar y nosotros estamos ahí en plan bulto. porque quedan cada finde, y nosotros no podemos. Pero bueno, es lo que hay. La gente sin hijos,no suelen entenderlo.Y no pasa nada. Ya lo entenderán ya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si no lo entienden... como tu dices... les soltamos el pollo! Y a picotear!
      Es que no todos podemos seguir el mismo ritmo de gasto! Cada uno se sabe lo suyo y lo de su casa.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Tú no eres amargada, eres un SOL!! Yo en tu lugar haría exactamente lo mismo, antes mis hijos y mi marido que los demás y también me sabría mal darme yo un gusto si no está la situación para gastos extras y cuando hubiera oportunidad de algo extra pues que sea para toda la familia. Esperemos vaya todo a mejor guapa y estén más desahogados. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Es lo que dices! Si no estamos para mucho gasto...pues lo que gastemos de más... que sea en algo que pueda disfrutar toda la familia! Y no yo solita! Mi conciencia no me lo perdonaría!
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo super a favor de las cenas de traje: yo traje tortilla, tu trajiste tarta... 😆
    Pues claro que sí!! Los que vivimos con las cuentas justas tenemos que priorizar y nuestros nens son los primeros. Por eso me da tanta rabia los gastos innecesarios por ejemplo del cole (3€ por una excursión para la biblioteca??? Por qué no van andando a la que está al lado del cole? No tienen que ir en autobús porque la que está al otro lado del pueblo la bibliotecaria es muy maja.... Respuesta real de la profe...), o los regalos excesivos a las profes (uffff ese es un tema delicadito... Lo sé....) , o los planes de amigos de ir a sitios por encima de la media.... Son situaciones en las que ves que la gente no piensa en el de al lado. Pero bueno, siempre con una sonrisa se dice que no y a quien le pique que se rasque 😆
    Gracias por un post tan sincero 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan las cenas de traje! No conocía ese concepto!!! Soy fan!
      Son muchos los que hacen planes sin tener en cuenta a todos los que participan... y al final te quedas al margen.
      Gracias a ti por leer y comentar!

      Eliminar
  7. Ole por tí guapa! Hay personas que prefieren hacer lo contrario, pero yo pienso como tú, primero tengo para casa y luego para fuera. Quien lo quiera entender estupendo y quien no pues nada. Y claro que sí, ya vendran tiempos mejores!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay auien prefiere guardar las apariencias y luego en casa "pasan hambre". Yo prefiero cubrir gastos y con lo que sobra (si sobra) darle algún caprichín a los de casa!

      Eliminar
  8. Comer macarrones con queso en la minúscula mesa de la terraza, apiñando las sillas para que quepamos los 4, supera a cualquier restaurante que hayamos visitado. Me atrevo a decir que cuando la situación mejore, seguiremos con nuestros lujos privados sin ir hacia el despilfarro, y dándole alguno extra a los peques. Hemos pasado por situaciones peores, y aunque no son agradables, te hacen disfrutar más de cualquier pequeña cosa del día junto a los que uno quiere. Te quiero Mami!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Nunca hemos sido de despalfirrar ni de grandes lujos. Y las cosas sencillitas se disfrutan mogollón!
      De peores hemos salido! Y lo que no puede con nosotros, nos hará más fuertes!
      Tenemos dos peques que estan aprendiendo a no ser caprichosos y a valorar las cosas!
      Un beso

      Eliminar
  9. @Papiprimerizo12/6/17 16:57

    Es curioso como él no puedo se puede juntar con el no quiero y no pasa absolutamente nada. Me parece perfectísima tu postura y factible y disfrutable en cualquier situación.

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! A veces al no poder pasas ya a no querer... te dejan de apetecer cosas que no ves como necesarias. En la vida todo es cuestión de prioridades!
      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Te entiendo perfectamente, es mi realidad el no poder salir nunca desde hace algunos años. En mi caso no es precisamente por la situación económica, que también a veces aprieta, sino porque hace 5 años murió mi esposo quedándome sola con 3 niños, uno de 5 y mellizos de 20 meses. Nunca me ha gustado tirar de niñeras, y encima tuve una mala experiencia con una por lo que no volví a contratar. Algunas amistades y compañeros de trabajo no lo entienden, me llaman exagerada por no dejar los niños, pero ya me ha costado lagrimas a veces la necesidad de ir corriendo al súper de la esquina y dejarlos, porque a mis padres cada día mas cansados los dejo como ultima opción, en caso de necesidad y no para mi diversión. El grande ya tiene ahora 11 años, se que dentro de muy poco los podré dejar a ratos con él pero se me hace mal dejarle la responsabilidad de los mellizos que suelen hacer ocurrencias locas y trastadas y podría ser peligroso.
    Es muy grande contar con estos espacios para desahogar, yo me siento sola pero estoy en este círculo en el que no quiero conseguir pareja si no es alguien que sea bueno con mis hijos y que nos quiera en paquete, porque para mi primero son ellos. Gracias por abrir el debate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Que situación tan dura la tuya Wendy!
      Y la verdad que te entiendo. Mis padres solo se quedan los niños por temas de necesidad... y pagar un canguro es complicado. Por un lado duplica el gasto: pagas tu cena y el canguro! Y por otro... no es fácil encontrar persona de confianza. Yo tampoco vería claro dejar a los peques con el mayor... una cosa es que te eche una mano, y otra darle una responsabilidad tan grande.
      Lamento que en tu entorno no te endiendan y espero que algún día encuentres quien de verdad lo haga.
      Un fuerte abrazo valiente!

      Eliminar
  11. Yo tampoco suelo salir, lo intenté hace unos meses... ¡y a los dos peques les dio fiebre! La verdad es que pagar guarde y cole (por suerte, porque 2 guardes, ¡tela!), aunque tengamos trabajos, nos hace ajustar bien el cinturón... ¡Y siempre hay imprevistos! Por suerte, no tenemos gustos culinarios caros y de vez en cuando nos damos algún capricho para cenar. En casa, of course XD
    Los demás... ¡a cascarla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que en casa... y gastando poco... tambien se pueden disfrutar los caprichos!
      Y al que no le guste.. que no mire!

      Eliminar
  12. He leído tu post y te entiendo, son circunstancias, también te recomiendo que dejes la culpa a un lado que es muy mala consejera. Me parece genial que pienses en la felicidad de tu tribu pero no dejes de lado la tuya y si te por comerte un algo tú sola que más da! Tus hijos no van a ser menos felices por eso 😉 Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema de dinero... creeme... no hay culpa. Si hubiera dinero no tendría inconveniente en salir a tomar algo yo sola... y alternar mi disfrute con el familiar. Pero aquí se trata de elegir... porque la burra no da.
      Gracias por tu comentario! Un abrazo!!!

      Eliminar
  13. Pues yo me quito el sombrero. No todo el mundo estaría dispuesto a hacer sacrificios. Muchas, muchísima gente vive por encima de sus posibilidades y luego les pasa factura (nunca mejor dicho) Además de ser un ejemplo para tus hijos pues aprenderán que tienen que ser responsables con el dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el tema! No vivir por encima de posibilidades. Y ahora mismo el presupuesto para ocio es limitado... casi ausente... Y optamos porque lo poco que hay, se invierta en el ocio familiar. Estoy segura de que mis hijos aprenderan de esta experiencia.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Te entiendo perfectamente.
    Por ahora no he ido tan justa de dinero, pero sí que he vivido cambios económicos altos. Cuando vivía en Chile, tenía un poder económico alto: Mis hijos iban a un cole privado, a equitación, a natación, podía ir a la pelu una vez al mes, vivíamos en una casa grande y contratábamos un jardinero una vez por semana para arreglar el jardín, tenía una señora que me ayudaba en casa de 9 a 6 de la tarde y me invitaban a casas que parecías de revistas de decoración.
    Ahora en Inglaterra: mis hijos vana a un cole público (con el que estoy encantada) mis hijos no pueden hacer actividades extraescolares (porque no llegaríamos a fin de mes) ni hablar de pelu, y menos de ayuda domestica. Es más tengo a la peque en casa porque no puedo pagar lo mucho que cuenta una guardería en Inglaterra (1.500 libras)
    Oye, y no pasa nada. Soy más feliz ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo cambio de estilo de vida!! Pero es como dices, la felicidad no consiste en rodearse de lujo. A veces con cosas más sencillas uno puede sentirse muy feliz.
      Un abrazo!

      Eliminar
  15. Ay ¡cada situación es un mundo! Yo te entiendo, sobretodo las cenas estas que se montan con las mamás del cole o grupos de "conocidos", no me apetece hacer esa inversión y además estar sin mi familia, que en el fondo es con quien me gusta compartir alegrías. Hay épocas peores y mejores también, y tus peques van a aprender de economía doméstica y a apreciar las pequeñas cosas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Creo que toda la familia aprende y crece con estos baches!
      Cada situación, como dices, es un mundo. Y cuando no llega y toca recortar... cada uno aplica su criterio.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Ojo cuidado que algunas vamos a eventos blogueros que son con niños sólo. Que es una condición y además lo pasan genial. Pero yo si salgo a cenar, de vez en cuando no está mal darse un respiro, y no está mal no hacerlo si no quieres, simplemente respetar con lo que cada una se sienta cómoda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Respeto ante todo! Para empezar me gustaría aclarar que este es un post sobre mi situación personal y en ningún caso un ataque a las personas que se encuentran en otra situación o toman otra decisión. Faltaría más! Si a ti te alcanza el dinero para salir de cena... me parece genial que lo hagas! Y es más... si no te alcanza e igualmente sales porque optas por sacrificar otras cosas.. estupendo también!
      A mí me encanta irme de cena con mis amigas. Si no lo hago es porque mi situación económica no es buena..
      Y eso me lleva a tener que elegir en que gastar. Y establezco esa decisión en torno a mis prioridades. Pero es mi decisión y mi prioridad en base a mi economía actual.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Entiendo perfectamente tu situación. Nosotros por aquí hemos pasado épocas similares, y la verdad es que cuando toca hacer lista de prioridades, lo importante es la familia y el bienestar de los hijos, poco mas. Tus amigos de verdad lo entienden y no presionan. Al resto que les den!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, ahí se ven los amigos de verdad. Esos son los que se plantan en tu casa con una pizza del Caprabo y no te proponen planes que saben que te ponen en un compromiso.
      Cuando no llega...cada uno hace su lista de prioridades y conforme la economía mejora... la lista se va ampliando!
      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  18. ¡Estoy contigo! Primero la familia, luego ya se verá. Los que no lo entiendan pues que les den, que los que de verdad te conocen te entienden perfectamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Los que no lo entiendan... no son realmente amigos.
      Para mi... la familia y la casa son lo primero. Cubrir necesidades y luego si sobra... ya se verá!

      Eliminar
  19. Te entiendo tanto y tienes tanta razón. Ya sabes como estamos en casa y hago justo lo que haces tú, si hay algo donde gastarlo es en mi hija, donde estemos los 3, pudiendo disfrutar del tiempo y dinero que podamos juntos. Es tan dificil esto del dinero que a veces se hace cuesta arriba, pero llegarán tiempos mejores seguro que sí. Yo he leído el post hoy por primera vez y te puedo decir que me ha encantado.

    Un besazo y abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que llegarán tiempos mejores! Y mientras tanto... ha mirar bien en que gastar lo que se tiene. Cada uno establece sus prioridades.
      Un beso y a ver si en breve ambas estamos dándonos un capricho!

      Eliminar
  20. Yo tampoco salgo a cenar,nuestra economía no está para tirar cohetes. Y mido mucho los gastos porque si estiro más el brazo que la manga un día me acabo luego arrepintiendo. Y en familia también vamos poco a comer fuera, a cenar nunca.Solo así llega para vacaciones y algún capricho de tarde en tarde. Te entiendo perfectamente. Y no por eso somos poco sociables! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que medir mucho los gastos para que llegue para lo importante. Y como dices... así... quitándote de cosillas puedes ahorrar para permitirte algún caprichillo familiar... como irse un fin de semana fuera.
      Eso no quiere decir que no nos guste hacer vida social! Por supuesto!
      Un abrazo!

      Eliminar
  21. Evidentemente lo primero son los hijos.
    Yo cuando puedo voy, pero si tengo que elegir entre algo referente a ellos y cualquier cosa mía, evidentemente mis niños van primero.
    Aún así, no me puedo quejar pese a que la vida me ha dado muchos palos en el último año, pero la vida es cuestión de prioridades.
    Y si alguien no comprende que se pasa bien igual con una cena en casa o en el Montaditos, muy amigo no es.
    Por cierto, soy Eva aka LadyCat, es que ya no sé ni qué nombre me sale xD
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva! Encantada de leer por aquí tu opinión!
      Comparto contigo que los niños van primero, y que por supuesto se puede disfrutar igual en casa que un super restaurante! Es más... a veces en casa es más divertido! Y el que no lo entienda... como bien dices... no se puede llamar amigo.
      Un abrazo!

      Eliminar