7 nov. 2016

Tos nocturna... remedios eficaces?

Con la llegada de los primeros días de fresquito... ha vuelto a nuestras vidas nuestra gran amiga: la tos nocturna.

Por el día, los peques parecen estar bien, animados y en pleno estado de bienestar. Pero al caer la noche e irse a la cama... nuestra amiga no se hace esperar demasiado y acaba por aparecer.

Al principio es una tosecilla leve, pero poco a poco, va siendo más violenta más frecuente... y al final sucede lo irremediable: la tos lleva al vómito, el vómito al despertar, el despertar al llanto, el llanto al miedo de volverse a dormir... y del miedo al lado oscuro... hay sólo un paso!

Por eso... desesperados... noche tras noche, los padres nos preguntamos: que podemos hacer? Como puedo romper la cadena y evitar que mi pequeño se pase al lado oscuro, se desvele y por añadidura los padres no podamos dormir?

Aquí te dejo los remedios que conocemos en casa y utilizamos:
1.- La cebolla: quién no ha oído hablar de la dichosa cebolla? Remedio ancestral donde los haya! En cuanto los peques empiezan a toser, rauda y veloz corro a la cocina, descuartizo una cebolla y la pongo en un platillo junto a su cama.
Efectividad: no mucha. A veces, parece que tosen menos... y a veces parece no servir para nada! Eso sí... la casa entera huele de "fábula" y mi marido y yo ni carraspeamos!

2.- El cojín bajo el colchón: otro clásico! Consiste en "inclinar" la cama para que la mucosidad no se concentre en el pecho de los pequeños y fluya mejor por el cuerpo. Yo suelo meter bajo el colchón lo primero que pillo a mano: un cojín, una toalla o manta doblada, o todo a la vez!
Efectividad: tampoco demasiada. Hay noches que mi peque más que una niña de casi 4 años de edad, parece el conde Drácula!!! Su colchón acaba tan inclinado que la pobre se "escurre" hacía abajo... y poco falta para que duerma de pie! Y la tos... pues la verdad, sigue ahí en la mayoría de las ocasiones.

3.- Los jarabes: puestos a probar remedios... estos también acaban cayendo! No hablaré de ninguno en concreto... hay muchos en el mercado (hemos probado varios). Nosotros siempre compramos alguno de los que la farmacéutica recomienda... normalmente con miel, mirto, hiedra...
Efectividad: en cuanto lo toma la tos parece cortarse como por arte de magia. A los diez minutos... vuelve a aparecer... y la fiesta está servida.

4.- Las cremas: en fin... llega un día en que vas a la farmacia presa de la desesperación, billetera en mano... y decides probar este remedio también. Nosotros sólo hemos probado el Bálsamo Reconfortante de Mustela con pino y romero. Huele de fábula... y sólo olerlo te sientes descongestionado al instante!
Efectividad: en fin... te descongestiona a ti cuando se lo pones a los peques... porque a ellos... Siguen tosiendo!

5.- La miel: el remedio de la abuela! Casi tan antiguo como el de la cebolla! La cucharada de miel al canto! La podemos poner en el vasito de leche que se toman antes de ir a dormir, o dársela "a saco" en una cuchara directamente.
Efectividad: en serio? Hace falta que te lo diga? Dejan de toser al momento, pero al ratito... empiezan de nuevo...

Y hasta aquí los remedios que conocemos en casa. Que cual aplicamos? Pues... TODOS a la vez! Anoche sin ir más lejos... cucharada de miel en el vaso de leche, jarabito para la tos antes de acostarse, masajito con el bálsamo, cojines y mantas a discreción bajo el colchón y cebolla al lado de la cama.

Me faltó meterle la cebolla en la boca como a un cerdito y hornearla! Pero no he leído que sea efectivo... y creo que al igual podría tener consecuencias negativas e irreversibles para la pequeña.

Y como nos fue? Pues...la tos llevó al vómito, el vómito al despertar, el despertar al llanto, el llanto al miedo de volverse a dormir... y el miedo al lado oscuro... y a pasar media noche en vela.

El consuelo es que a mi hijo mayor, que ya tiene seis años, ya no le pasa esto tan frecuentemente... así que igual resulta que con la edad, los arranques de tos de final catastrófico desaparecen por si solos! O eso espero!

Mientras... seguiremos probándolo TODO. Y tu? Qué remedio utilizas en casa para combatir la tos nocturna? Y lo más importante... realmente... te funciona?

2 comentarios:

  1. Cuando era pequeña, me daban un trozo de chocolate cuando tosía por la noche. Si buscas por internet, verás que contiene no sé qué que sirve para inhibir la tos. Te puede servir como sexto remedio y si tienes una peque golosa, ¡le encantará!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! A mi también me daban una onza de chocolate cuando no había manera de pasar la tos. Pero no recuerdo que tampoco fuese muy efectivo. En cuanto el chocolate se deshacía y te lo acabas de tragar... la tos volvía a aparecer.
      No lo he incluido en la lista porque nunca lo he usado con mis hijos... pero venga, será cuestión de probarlo y así poder documentar si funciona o no funciona como es debido!

      Eliminar