26 feb. 2018

Eres la mejor madre

Hay días en que una como madre, no se siente nada bien con el papel que está jugando.

Son esos días en que llegas cansada del trabajo, te pones a doblar ropa, haces tarde la cena, los peques no paran de discutir y pelear, tardan en ponerse el pijama, están trabajosos para cenar....

Y al final pierdes la paciencia, el estrés gana la partida y acabas por gritar y hablarles duro... Aún cuando luego, visto en perspectiva, sabes que lo que habían hecho, no era tan grave...y que tu reacción ha sido desmesurada y totalmente fuera de lugar.


A principios de la semana pasada, tuve un día de esos... Y mientras ellos andaban en el baño preparándose para acostarse, me dejé caer en el sofá... Las manos sostenían mi cabeza y mis codos se apoyaban en mis rodillas. Mi mirada estaba clavada en el suelo...

No vi venir a mi hijo, hasta que estuvo a mi lado. Venía a darme un abrazo y un beso de buenas noches, como cada día.

Viendo la expresión de mi rostro, me besó y me dijo: "mami no estés triste".

Conteniendo los sollozos le pedí perdón... por haberme enfadado y haber perdido la paciencia. Me sentía que les había fallado como madre, una vez más, por acabar vertiendo sobre ellos ese estrés acumulado a lo largo del día.

Entonces mi hijo me miró a los ojos y me dijo: "eres la mejor madre".

Yo traté de sonreír y le dije que eso no era cierto, y que no debería perder mi paciencia con ellos sin motivo... Él insistió repitiendo su frase...y yo le pregunté: "¿Cómo lo sabes? ¿Cómo puedes saber que soy la mejor madre?"

Su respuesta me desmontó: "porque un hijo lo sabe. Y para mi tu eres la mejor madre, porque eres mi madre."

Tan directo, tan rotundo, con esa clarividencia que sólo los pequeños de la casa tienen. Fue desarrollando su idea, mientras me miraba con esa sonrisa que refleja dolor y tristeza, por ver a su madre sufriendo.

Según mi pequeño príncipe encantador, los hijos saben si su madre es la mejor o no para ellos (que no para otros niños). 

Yo soy la mejor madre que mis hijos puedan tener... por un simple hecho: porque soy su madre. Y ellos me quieren tal y como soy!

Cuidado, que sea la mejor madre que puedan tener, no quiere decir que sea la madre perfecta. El concepto es diferente y no tiene nada que ver. Yo, como humana que soy, cometo errores, pero ellos, como mi hijo señalaba, también los cometen y tampoco son perfectos.

Si no, como bien indicó él: "también podíamos haberte hecho caso a la primera".

Pero que no sean perfectos, no significa que para mi no lo sean todo, y que los quiera por encima de la mayoría de cosas... porque siguiendo la lógica de mi pequeño... son los mejores hijos, porque son los míos.

De ahí a que no haya que esforzarse por mejorar, va mundo! No se trata de decir: ah, como aunque les grite me van a a querer igual... pues venga y dale al oso que es de goma.

Para nada. Del mismo modo que no me gustaría que ellos pensasen que como siempre les voy a querer pues da igual si me hacen caso o no.

Siempre hay que intentar mejorar, como persona, y por supuesto como madre en mi caso. Pero no hay que olvidar nunca, por muy mal que nos sintamos, aunque creamos que hemos obrado de manera equivocada, que nuestros hijos perdonan nuestros errores como nosotros los suyos... y que flagelarnos no sirve de nada.

La mayoría de hijos no quiere a una madre perfecta, les basta con una que esté a su lado, y les de apoyo, amor y consuelo. 

Hoy sé que soy la mejor madre, la de Erik y la de Helia. Aunque sea una madre superada e imperfecta.

12 comentarios:

  1. Pero todavía no te habías dado cuenta de que eres la mejor madre para tus hijos??? Pero muchacha!! 😁
    Ahora en serio, bella, me he emocionado mucho con el post. Mis hijos no dicen cosas tan bonitas como Erik... Pero creo que me quieren así, tal cuál soy, hasta con mis gritos...
    Gracias por compartir😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que te quieren tal cual eres!!!! Faltaría más!
      Erik siempre dice cosas que te llegan....creo que tiene un don.
      Un abrazote mamigenial!

      Eliminar
  2. Karenmalv26/2/18 23:46

    Tu hijo es muy sabio. Y tú eres una madre estupenda, empieza a creertelo. Un abrazo de oso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día me lo creo y todo!
      Abrazo fuertes!

      Eliminar
  3. Pues sí. Pero cuando sabes que has hecho algo mal... es difícil pensar que eres la mejor madre para tu hijo. Suelo pensar que lo hago fatal con ella... no puedo evitarlo. Sera mi pesimismo. Que vengo asi de serie. Hay días mejores que todo va bien y se ve la luz. Pero generalmente pienso así. Intento mejorar todo el tiempo,eso que no quede. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pesimismo es un enemigo del que cuesta librarse. Poco a poco. No siempre se puede ver todo igual. Y hay días en que es imposible no sentirse mal.
      Muchos besos y ánimos!!!

      Eliminar
  4. Lo eres y siempre lo serás. Pero como dices, ser la mejor madre de tus hijos no te convierte en la madre perfecta y día a día debemos mejorar. Yo he tenido días de esos en los que llegas cansada, saturada del dia en el trabajo y pierdo la paciencia demasiado rápido.
    Por cierto, la lógica de los peques es la mejor, porque siempre tienen razón y es imposible refutarles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su forma de pensar y concebir el mundo es maravillosa. Ojalá la conservasemos de adultos!

      Eliminar
  5. La perfección no existe. Ellos solo quieren a su madre no a un ser extraño q lo haga todo bien. ¿Todo bien para quien? ¿Para ellos, según tu o según los demás?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!!!! Que es hacerlo bien???
      Con amor tienen más que suficiente!

      Eliminar
  6. Me gusta tu reflexión. Todas perdemos la paciencia, nos equivocamos, todas, pero todas somos las mejores madres para nuestros hijos/hijas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!!! Es algo que nos pasa a todas.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar