7 feb. 2018

Y el culpable... eres TU!

Este fin de semana pasado intenté relajarme y sobretodo hablar con mi marido de como me siento y de lo que me está pasando últimamente. 

Le hice caso, y traté de verbalizar mis sentimientos y pensamientos, ponerlos en común, para ver si así me empezaba a sentir un poco mejor, y establecía un punto de partida para mi recuperación anímica.

Y en medio de mi caos mental, salió la madre del cordero! Y me oí decir a mi misma: me siento culpable, me siento culpable por lo que ha pasado a nuestro hijo.

culpabilidad
Cuando te sientes culpable tu mirada refleja una tristeza infinita



Y ahí fue romper a llorar sin parar. Porque realmente, ese es el sentimiento que hay dentro de mí, escondido entre otras mierdas. La culpa.

Me siento culpable de que a mi hijo le saliera un colesteatoma, me siento culpable de que haya tenido que sufrir tanto, me siento culpable de que haya perdido audición, me siento culpable de no haberme dado cuenta, me siento culpable de no haberle podido ayudar, me siento culpable de no haberle podido evitar todo esto.

Y puede que pienses... menuda gilipollez! No es tu culpa!

Y yo te responderé: lo sé! No soy idiota, no lo soy. Sé que no es culpa mía. Que le tocó a él como le podía haber tocado a cualquiera, que yo no soy médico y no tenía porque haberlo descubierto antes, que no tengo una varita mágica, ni poderes especiales para volver al pasado y cambiarlo.

Pero pese a todo esto, ese es el sentimiento que hay dentro de mí. Una enorme, tremenda y fea culpa.

¿Desaparecerá algún día? Espero que sí! Imagino que cuando vea a mi peque mejorando, y le vea feliz y bien.

Pero de momento me siento culpable por no haber sabido ayudar a mi pequeño y evitarle todo esto. Por más estúpido y ridículo que te pueda sonar.

18 comentarios:

  1. Es un sentimiento totalmente razonable. Aunque sepas que no es culpa tuya, es normal pensarlo. Eres su madre y estás para protegerlo y supongo que piensas que no lo has hecho. Pero no es así, has hecho bien en hablarlo porque los pensamientos, al decirlos en alto es cuando de verdad cobran vida y puedes ver qué es lo que ha pasado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que al haber descubierto ese sentimiento en mi interior, pueda empezar a desterrarlo. Sé que no es mi culpa...pero siento que le he fallado como madre...aunque no sea cierto.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bella, el que lo hayas verbalizado ya es un avance, ahora sólo puede ir a mejor. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ahora sé por donde empezar.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No voy a ser yo quién te diga que no debes sentirte así,porque ya sabes que no eres la culpable pero si que te voy a decir que piensa la suerte que ha tenido Erik de haber tenido a alguien como tú, como madre. Es una suerte que haya podido estar en esta situación rodeada de la mejor persona que podría haber. Una madre entregada, cariñosa, atenta. Una madre que pese a estar rota por dentro sacaba su lado más humano para que él se sintiera bien.

    Es duro ver como un hijo sufre y nosotras no podamos hacer nada, pero sin duda piensa en la suerte que ha tenido el peque de haberte tenido y no haber pasado este trago solo.

    Culpable no eres, pero responsable de su felicidad no me cabe ni la menor duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, por cada una de tus palabras. Tal vez si sea responsable en parte de su felicidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Mira, que no es tu culpa, veo que ya lo sabes aunque interiormente lo sientas...

    Pienso que debes sentirte bien y no culpable porque si hubieras sido una madre que pasaba de todo, ni te hubieras preocupado de los primeros síntomas y quizá algún día entonces sí que lamentarías cosas mucho más gordas...

    Eres una gran madre, acompañada de un gran padre, que te has preocupado de tu hijo y eso os ha llevado a llegar a tiempo, así que la culpa, que se vaya a fer punyetes.

    Besitos mil corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sentimientos escapan a la razón. Y aunque sé que no debería sentirme así...ahí está el sentimiento.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Maldita culpa! Es la nube gris de la maternidad!
    Arriba esos ánimos guapa, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Karenmalv8/2/18 08:52

    Q HDP es la culpa q nos acecha en cada rincón para asaltarnos a la mínima oportunidad. Es jodido sacudirse la pero si has sido capaz de verbalizarlo ya has empezado a soltarla. Un abrazo fuerte cielo y recuerda q nos tienes aquí para lo q haga falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora he de soltarla en cualquier rincón. Muchas gracias!

      Eliminar
  7. Que difícil es controlar los sentimientos,y más los negativos. Ser consciente de lo que sientes creo que es muy importante para que consigas avanzar y volver a estar bien.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a partir de ahora será más sencillo hacer frente a estos sentimientos. Identificarlos siempre ayuda!
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Me he sentido muy identificada con tu post, conozco esta sensación. Mi hijo también tiene un problema (no grave) que no di importancia a tiempo, y la culpa voló sobre mi cabeza, y a veces aún vuela. Ya lo sabed, pero te lo repito: No es tu culpa!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es inevitable! Seguro que tu sabes perfectamente que no fue culpa tuya...y sin embargo... El sentimiento aparece...
      Un abrazo y gracias por compartir tu experiencia!

      Eliminar
  9. Ánimo guapa.Es inevitable sentirse culpable, nos hacemos responsables de todo. Es bueno romper a llorar, se desatan los sentimientos en forma de lluvia en nuestros ojos pero es para limpiar el alma. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón...las lágrimas ayudan a hacer limpieza interior. Un fuerte abrazo

      Eliminar