14 nov. 2017

Y el suelo se hunde bajo tus pies : operación fallida?

El pasado jueves mi pequeño Erik, de siete años de edad, ingresaba (como te comenté aquí) en el hospital para hacerle una de las intervenciones más rutinarias que existen en niños: extirpar vegetaciones y colocar un drenaje en su oído derecho.

Se trata de una intervención sencilla, de corta duración, para la que nos habíamos preparado y mentalizado en familia

El día antes preparamos la pequeña maleta, con los pijamas, cepillos de dientes, un buen libro y algunos juguetes. Nos sorprendió gratamente que Erik eligiera como "acompañante" a RIZO, un peluche con forma de erizo que le acompaña desde que nació. 

Rizo nos acompaña desde el nacimiento de Erik

Era como cerrar un ciclo! Cuando él nació su papá compró a Rizo en la tienda de regalitos del hospital, y ahora que lo operaban en ese mismo centro, él volvía con su erizo.
Ingresamos según lo previsto, y nos separamos de nuestro pequeño campeón sólo unos 15 minutos más tarde de la hora programada. Todo marchaba bien, el peque se había quedado en manos del equipo médico tranquilo y con la sedación haciendo efecto. 

La hora prevista para finalizar la intervención y que nos avisasen para poder ir a verlo a reanimación se acercaba... pero no nos avisaban. Alberto y yo esperábamos junto a nuestros padres, con la mirada fija en la pantalla que anuncia mediante un código que el paciente ya ha salido de quirófano. Los minutos pasaban... y allí nadie anunciaba nada...

Finalmente, el aviso apareció, y Alberto y yo nos encaminamos rápidamente hacia la zona de quirófanos, donde se hallaba la sala de reanimación. En ese momento sonó su móvil, le avisaban de que efectivamente podíamos ir para allá. 

Como ya sabíamos sólo podía entrar uno de los dos en la sala, y ya habíamos acordado que sería papá. Yo tenía bastante claro que si entraba... y lo veía intubado... con la vía... dormido...me iba a impresionar y no iba a ser de ninguna ayuda para nuestro hijo. Así que pasó Alberto, y yo me contenté con ver el cuerpo de mi pequeño, de espaldas, hecho una bolita, sobre una camilla.

Volví a la recepción del hospital, donde esperaban los abus, y les puse al día. Ahora había que esperar a que nos llamasen para darnos habitación, y luego podríamos subir allí y esperar a que, una vez despiertito, subieran al peque y a su padre. No tardaron en llamarnos y darnos el preciado número.
En el quirófano: ¿operación fallida?

Le mandé un WhatsApp a Alberto para tenerle al día, y me comentó que había pasado el médico a hablar con él. Allí, junto a su hijo dormidito, Alberto había recibido en solitario una noticia no muy buena. Y yo la iba a recibir entonces vía móvil. Y es entonces cuando notas que el suelo se hunde bajo tus pies.

Erik estaba bien, le habían podido quitar las vegetaciones sin problemas. Pero el drenaje se había quedado sin poner. El médico había encontrado unas "pieles muertas" en el interior de su oído, que podían ser lo que técnicamente se conoce bajo el bonito nombre de colesteatoma. Era una cosa poco frecuente en niños, y implicaba que tuvieran que volver a someterle a otra operación en cuestión de meses.

Nuestro hijo aún no había despertado... aún no sabíamos si estaba "bien" y ya nos estaban diciendo que había que operar de nuevo! Y no una intervención cualquiera! Una mucho más larga (de 3 a 4 horas de duración) y con nuevos riesgos.

No estábamos preparados para esto. Para ser honestos, tampoco era algo que nos pillase de nuevo. El médico nos había comentado esa posibilidad desde prácticamente el primer día que visitó a nuestro hijo en consulta. No le encajaba el historial médico de Erik (sin apenas otitis previas) con el estado de su oído y sobretodo con su mal olor. Siempre había sospechado que pudiera tener estas pieles en descomposición en su interior. Pero en la resonancia magnética que le hizo para comprobarlo, salió todo normal... y creo que todos quisimos creer que no estarían allí. 

Ya en la habitación, con Erik despiertito a mi lado, pude empezar a encajar mejor la noticia. El médico vino, ya sin el "traje de faena" y nos explicó la nueva situación. Había tomado muestras de las "pieles" del interior del oído del peque y las había mandado al laboratorio. En una semana tendría los resultados y podría confirmar si se trata de un colesteatoma o no.

Pese a todo... él parece dar por hecho que así será. Por lo visto, esta afección es como tener una caries en el interior del oído, ya que estas "pieles" se dedican a "pudrirse" y "comerse" las estructuras del oído... pudiendo dejar sordo a aquel que las tiene. La nueva operación a la que habría someter a Erik, sería para hacer una buena "limpieza" y asegurarse que no queda nada "contaminado" en su interior. Hay que "abrir" su cabecita por detrás, y no la hace un médico solo, sino dos. El mayor riesgo es que "toquen" el nervio facial al realizar la intervención, aunque lo controlan mediante unos monitores y eso disminuye el peligro.

No me sonó bien en la habitación del hospital... y sigue sin sonarme bien ahora. Pero lo que está claro es que "con eso dentro" el niño no se puede quedar... porque no va a acabar bien la historia. 

Y aún con el suelo temblando y medio derruido a mi alrededor... sigo abrazada a unas gotas que el médico nos dijo que le teníamos que poner... como única esperanza de que el problema mejorase.

Erik nos dio como ya es costumbre, toda una lección. Encajó la perspectiva de tenerse que volver a operar con temple y resignación. Valiente Erik, el pequeño Vikingo.

Lo único que me consuela es que tuvo un magnifico postoperatorio... que se recuperó perfectamente, no tuvo nada de fiebre, ni dolor, ni molestias... Lástima que la intervención en sí... no fuera el éxito que debió ser.



43 comentarios:

  1. Mucho ánimo! Espero que las gotas eran mágicas y eviten que tu hijo tenga que volver a pasar por quirófano. Dale un beso y un abrazo muy fuerte a ese valiente, y a los papis otro para afrontar lo que venga con fuerza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá esas gotas obren el milagro. Yo por si acaso se las pongo puntual cada ocho horas!
      Un abrazo y mil gracias por tu apoyo!

      Eliminar
  2. Cómo lo siento, como nos duele ver a nuestros niños en el hospital. Y que lecciones de valentía y coraje nos dan. Ojalá al.final no sea nada y no tengáis que pasar de nuevo por quirófano, pero si el médico piensa que es eso también es bueno mentalizarse. Sea lo que sea ánimo y palante super mamá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el médico siempre te pone en lo peor... es mejor mentalizarse para eso, y que luego te den la noticia de que se libra... que todo lo contrario.
      Un abrazo y gracias por los ánimos!

      Eliminar
  3. ¡Erik es un campeón! Ahora a coger pilas y prepararse para limpiar ese oído, no hay otra. Desde estos lares virtuales ¡estamos con vosotros! ¡Mucha fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por esos ánimos, que nos vienen de fábula!

      Eliminar
  4. Siento mucho que tengan que volver a operarlo. Os mando mucho ánimo y mucha abrazos. Ánimo familia.❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. No es lo que esperábamos, pero si es lo que toca... iremos a por todas!
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pobrecico! Uff mucho ánimo y un abrazo para ese valiente! Yo es pensar en verlos en el hospital y ya me va mal... el día que se tengan que operar de algo voy a ser la madre más inútil del universo entero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va, se sacan fuerzas de donde no las hay cuando hacen falta. Y tal vez no te haga falta nunca, no? A mí jamás me han operado de nada...
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Pufff me imagino lo duro que es recibir esta noticia. Todo lo referente a nuestros hijos nos duele. Mucho ánimo y mucha fuerza! Que teneis un super campeon!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias! Es un niño estupendo, sin lugar a dudas! Y si... lo relacionado con nuestros peques siempre duele.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Jo, mucho ánimo. Vaya mierda tener un pasar por eso. Siento mucho q no saliera bien la operación, o no como tendría que haber salido. Al final los peques nos demuestran lo fuertes que son. Yo tampoco hubiese podido entrar a verlo, se me parte el alma.

    Muchos besos y que en la próxima operación vaya todo muy muy bien. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os contaremos. A ver como evoluciona todo. Es muy duro verlos tan vulnerables e indefensos.
      Un abrazo y gracias por tus palabras de ánimo!

      Eliminar
  8. Mucho ánimo familia.

    ResponderEliminar
  9. Cuando se lo dije a maridín, enseguida salió ese nombre...

    No os preocupeis que todo irá bien y el pequeño vikingo saldrá del hospital como si nada.

    Asusta, pero verás que en nada esta etapa está pasada y superada.

    Besitos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en nada todo esto quedará atrás y sólo será un recuerdo.
      Un beso y mil gracias por estar siempre ahí!

      Eliminar
  10. Vaya, que duro. Si lo he entendido bien (perdona si no), aunque la operación sea fallida ha servido para encontrar algo que en resonancia no se vio, al menos es un pequeño consuelo si el resultado es positivo. Mucha fuerza y espero que todo vaya genial, seguro que si!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has entendido genial! Gracias a la operación han descubierto la raíz del problema, y por lo tanto lo podrán arreglar. Todo tiene siempre un lado positivo... aunque a veces cueste de ver.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Como ya te dije, aquí estamos para escucharte, leerte y lo que necesites. Erik es todo un campeón. Ahora toca recuperarse, toca seguir adelante y sobre todo, que estéis bien.
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! No hay remedio... siempre hay que seguir adelante! No queda otra.
      Un abrazo fuerte y gracias por tus palabras!

      Eliminar
  12. Mucho animo cariño. Pasar por esto con un hijo debe ser horrible. Siento el miedo en tus palabras y te entiendo perfectamente. Cualquier cosa que necesites estamos por aquí! Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno de tus hijos entra en un quirófano, como bien dices... el miedo te invade. Por sencillo que sea. Muchas gracias por tu apoyo. Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hay q echar para adelante q todo saldra bien. Erik debe ser muy fuerte y seguro q sale de esta victorioso. Muchos animos y dale un besito de parte de Jordi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le daré ese beso de Jordi, seguro que le anima! Él está como si nada!
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Hasta ahora no me había podido sentar frente al ordenador y es ahora cuando leo esto. Mucho ánimo familia!!!. Tenéis un nuevo reto a superar y éste ultimo, aunque se haya quedado incompleto se ha superado. Erik ha demostrado ser todo un valiente. Y para este nuevo reto sabes que todos los que os queremos estamos aquí para escucharte y apoyarte. Un abrazo inmenso amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes guapa! Leemos cuando podemos! Seguro que Erik afrontará su reto mejor que yo. Mil gracias por tu apoyo. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  15. Cuánto lo siento. Ver a tu hijo enfermo es lo peor de todo. Solo puedo enviarte un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te voy a contar! Tener un hijo hospitalizado es de lo peorcito, como demasiado bien sabes.
      Un abrazo fuerte luchadora!

      Eliminar
  16. Cómo lo siento. Vaya faena otra vez al quirófano. Es un valiente tu Erik! Espero que las gotas surtan efecto... ójala funcionen. Espero de corazón que si le terminan operando se lo quiten de una vez y salga todo como debía salir a la primera. Muchísimo ánimo guapa! Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una señora putada. Pero bueno, si es lo que hay... pues a por ello iremos. Y seguro que saldrá genial (aunque yo sigo abrazada a las gotas...)
      Un beso!

      Eliminar
  17. Ay lo siento un montón, es una mierda, no me imagino como debes sentirte cuando te dan una noticia así...

    Lo que tenemos que aprender de tu peque <3

    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peques son los mejores maestros, sin lugar a dudas. Son noticias duras, por lo inesperado, por no ser las que esperabas... pero poco a poco se encajan.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  18. Mucho ánimo guapa. Los peques se recuperan antes de lo que pensamos. Seguro que la nueva operación transcurre sin complicaciones y podéis dar por zanjado el tema. Un abrazo 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se recuperan en un plis! Es asombroso! Un poco más y sale de quirófano andando!
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Hola!!! Me operaron de mi colesteatoma en mi OD en 2001 y hago vida completamente NORMAL. Soy FELIZ, madre, deportista, trabajadora, me divierto como nadie y aquella operación no ha supuesto NADA en mi vida. Lo único con lo que tener especial cuidado, con el agua y que no entre en mi oído, para ello SIEMPRE uso tapones anatómicos (tengo 4 o 5 y forman parte de mi vida). Tengo un poco de perdida auditiva pero absolutamente nada que me evite desempeñar cualquier aspecto de mi vida con total NORMALIDAD. Tranquilidad es lo único que puedo transmitirte y suerte de que se lo quiten. Piensa que si no se lo hubiesen detectado podría tener consecuencias. Sencillamente es mucho mejor que se lo retiren y que el peque vuelva cuanto antes a disfrutar de la vida. No se de verdad como expresar en un pequeño texto por esta vía, que empatizo contigo hasta el infinito y mas allá pero ... q no pasa nada... q tu peque no va a sufrir... ya verás... Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay!!! No sabes lo que me alegra encontrar tu comentario! No conocía a nadie que hubiera pasado por ello, y leer a alguien que lo ha pasado, quieras que no, ayuda muchísimo. Sí, la verdad es que si confirman diagnóstico, cuanto antes lo quiten mejor, porque como dices... de seguir ahí dentro no hay buen pronóstico. Es una suerte que se lo hayan detectado tan prontito, siendo tan pequeño.
      Lo de los tapones nos lo comentó el médico... que a veces había que usarlos de por vida, después de la operación. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo! Benditos tapones! Si esa es toda "secuela" lo compro ya!
      Te agradezco hasta el infinito que te hayas tomado tiempo para escribirme y compartir tu experiencia. Realmente es muy tranquilizadora.
      Un abrazo muy muy fuerte. Y gracias, de nuevo, gracias.

      Eliminar
    2. Como padre implicado decirte que muchísimas gracias por tu comentario. De verdad que me tranquiliza. Me alegro mucho de que a ti te fuese tan bien! Muchas gracias de nuevo y un abrazo!

      Eliminar
  20. ‪vaya!mi Zipi le operaron 2veces de vegataciones y estuvo con drenaje 5 años,nos dijeron que quiza perdía audicion.Hace nada nos dijeron q todo estaba al 100%.. no os pongais en lo peor, sed positivos! todo saldra bien!‬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, tan pequeño y le tuvieron que operar dos veces... Me alegro mucho de que quedase totalmente bien! Espero que al final, tengamos esa suerte con nuestro peque.
      Un abrazo!

      Eliminar
  21. Lecciones de vida es lo que dais vosotros, familia, con todo!!! Y lo sabes.
    Mucho ánimo desde la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias! Siempre estás ahí... en la distancia, escuchando y dando apoyo.
      Un abrazo muy muy fuerte

      Eliminar