22 nov. 2017

Esperanza

Recientemente me he fijado que en las películas de Star Wars se utiliza muchísimo la palabra ESPERANZA.

Que si las rebeliones se basan en la esperanza, que si Obi Wan Kenobi eres mi única esperanza, que si es nuestra última esperanza.... Parece que están todos muy esperanzados siempre.

La esperanza es lo último que se pierde, y yo, en estos momentos, como un personaje más de la conocida saga, me abrazo a ella.

Hoy empiezo a trabajar, en una nueva empresa, a media jornada, con un sueldo muy por debajo de lo que siempre he cobrado. Pero me abrazo a mi nuevo empleo como si fuera mi única esperanza de ver un poco de luz en el mar de tinieblas en el que me encuentro sumergida.

Es un trabajo más relajado que el que suelo tener, y se trata de un contrato de un año, con posibilidad de pasar a indefinido después. Tiene relación con mi sector, pero como esta empresa toca más temas, parece que puede ofrecerme un poco de estabilidad.

Y estabilidad es lo que necesito, laboral, personal y mental.

Como os conté la semana pasada, la operación de Erik no salió según lo esperado y le detectaron una enfermedad a la que ahora nos tenemos que enfrentar.

Los médicos nos han ido contando la información con cuentagotas, cada semana un poco más... como si calibrasen lo que mentalmente uno es capaz de soportar. 

Cuando nos dijeron que a mediados de diciembre tendrían que someter a nuestro pequeño a una nueva operación para extraer esa especie de tumor benigno y reconstruir lo que resulte necesario en su aparato auditivo... yo pensé... ilusa de mí, que le operarían, quedaría bien, y ahí acabaría todo.

Pero parece ser que esto no es tan "fácil", que no acaba ahí. La semana pasada el médico nos arrojaba un nuevo cazo de agua fría. Probablemente Erik tendrá pérdida auditiva. Aunque la operación vaya bien... aunque sea todo un éxito y lo consigan sacar todo... no quedará como "de serie" y por lo tanto ya no tendrá una audición del 100%. 

Encajar esto... no resulta tan complicado. En el fondo, hace mucho que mi hijo no oye bien, así que seguro, que aunque pierda audición... quedará mejor de lo que esta. Por otro lado, la pérdida de audición puede ser leve... no se sabrá hasta después de la operación.

Una vez asumes esta nueva información... te llega otra. Al ser pequeño... es probable que no todo acabe en esta operación y que vengan más. A las personas mayores con esta dolencia, les practican cirugía invasiva... y lo quitan todo. Lo que se llama la táctica de muerto el perro se acabó la rabia. A los niños les hacen una cirugía conservadora... quitando lo justo para que no pierda demasiada calidad de vida. Y eso conlleva que el riesgo de que vuelva a salir... es grande. Habrá que hacer controles periódicos y cuando reaparezca volver a operar. Cada operación conllevará una nueva perdida auditiva...

De una operación de vegetaciones.... hemos pasado a una lucha de... por vida?

Habrá que ir asumiendo las cosas conforme pasen. De momento enfrentarnos a la primera operación... valorar el resultado... y programar los siguientes pasos.

¿Esperanza? Me temo que necesitaré algo más para sobrellevar esto. De momento toca entrar a trabajar y aferrarme a lo bueno que hay en mi camino!

8 comentarios:

  1. Venga Vane, vosotros podeis con esto y más y tú puedes, porque yo lo sé... No te conozco en persona pero lo sé, lo huelo, la meiga que llevo dentro lo sabe.

    Si necesitas hablar, sabes que me puedes llamar cuando quieras, y no es por decirlo, ten por seguro que ahí estaré.

    Un abrazote que espero darte algún día en persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero, sé que eres una persona con la que se puede contar... y de un modo u otro siempre estás ahí, dando apoyo.
      Un abrazo y a por todas!

      Eliminar
  2. Jope... madre mia. Me da mucha congoja leerte. Es verdad lo que dices, de una operación sencilla pasar a una lucha de por vida? Asumir todo esto tiene que costar mucho tiempo. Asi que... entiendo tu estado perfectamente. Mi suegra vivio algo parecido con mi cuñada. De bien pequeña sufrio problemas en los ojos y ahora con 27 años... ve pero muy poco. Ya sé que lo que cuento no ayuda. Pero... es decirte que te entiendo. Poco a poco y como bien dices, viendo que pasa. No hay que darlo todo por perdido. Será una lucha. Pero acompañada de todos sobretodo de tu familia la llevarás mejor. Decirte también que este trabajo nuevo que llega tiene que dar espranza. Espero que te quedes en la empresa y obtengas la estabilidad que tanto necesitas. Mucho fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tu comentario, que por supuesto me ayuda. Es difícil asumir este tipo de situaciones tan inesperadas, pero poco a poco van entrando. Lucharemos lo que haga falta.
      Un abrazo y de nuevo gracias por tu apoyo.

      Eliminar
  3. Vaya... Cuanto lo siento por tu niño. Sólo queda esperar y tener esperanza en que las operaciones sean las menos.
    Y como no todo va a ser malo, enhorabuena por el nuevo curro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Sí, la esperanza no hay que perderla. Quién sabe si no ocurre el "milagro" y con una operación se resuelve todo para siempre!
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Ánimo! Eres una luchadora y vas saliendo de todos los problemas que te encuentras, no han sido pocos, pero llegan tiempos mejores ya lo verás. Lo primero asumir lo que le pasa al peque, h lo segundo pelear, pelear y mucha esperanza. Y todo saldrá bien ya lo verás. Mucho ánimo campeona y enhorabuena por el nuevo trabajo, es un pequeño paso para luego dar el grande dentro de la empresa. A por todas luchadora!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Como bien dices hay que pelear y mirar siempre hacia delante. No queda otra!
      Un abrazo grande

      Eliminar