10 nov. 2017

Princesas Dragón: La Isla De Las Hadas Pirata - Literatura Infantil

Aunque por circunstancias de la vida, con el peque recién operado, hoy no es un viernes muy de cuento que digamos, me apetecía escribir y publicar la reseña de un libro que va a ocupar un lugar importante en mi corazón a partir de ahora.

Se trata de el cuarto libro de las Princesas Dragón de Pedro Mañas. Como ya sabes, mis hijos son fans absolutos de estas princesas y nos hemos leído todos los números publicados de la colección. El primero les cautivó, el segundo les encantó y el tercero creo que logró que se enganchasen a ellas definitivamente. 

Así que cuando hace unos días nos llegó La Isla de las Hadas Pirata a casa, por cortesía de Literaturas SM, no cabían en sí de contento.

Princesas Dragón: La Isla de las Hadas Pirata



¿Cómo es el libro?

Al igual que sus predecesores, se trata de un ejemplar de tapa blanda con tacto suave y relieve en algunos detalles. 

Está dividido en 27 capítulos, de unas 4 o 5 páginas cada uno, cosa que lo hace muy asequible, tanto para que lo lean los propios niños, como para leérselo nosotros. 

Literatura Infantil - Viernes de Cuento


Prácticamente en todas las páginas encontramos ilustraciones, de vivos colores que facilitan la lectura y la hacen mucho más llevadera. ¿Qué sería de esta historia sin las ilustraciones de las princesas de Luján Fernández? 

¿Para qué edad lo recomiendo? 

Como los anteriores, está recomendado para niños de entre 6 y 9 años. Helia que ya tiene casi 5 años, aún no lo ha disfrutado... pero estoy segura de que como con los anteriores, leyéndoselo yo le va a encantar. Y Erik... con 7 años está gratamente impresionado!

Así que yo amplío rango de edad... de 4 a 9 años, porque si se lo leemos nosotros, la pequeña no tiene dificultades en disfrutarlo! 

He de confesaros que yo, obviamente tengo bastantes más de 9 años, y me encanta leer las aventuras de las Princesas Dragón!

Pero... ¿de qué va?

El libro sigue narrando las aventuras de Bamba, Nuna, Koko y Rosko donde más o menos los dejamos en el cuento anterior. Tras haber vivido ya varias aventuras, las princesas y sus amigos Ida y Kun, han empezado a alcanzar una cierta fama que no acaban de llevar demasiado bien.

Esto les llevará a buscar refugio en el palacio del padre de Bamba. Pero allí, en lugar de dar con la tranquilidad que buscaban... toparán con una nueva aventura! Una de hadas... y piratas!
Algunas páginas son tipo "cómic" y a los peques les encantan!

El pasado de algunos personajes cobrará relevancia, se consolidarán las sospechas que ya teníamos en el anterior ejemplar de algunos amoríos, y personajes que empezaron como secundarios... acabarán convertidos en principales protagonistas!

Los peques se reirán mucho con esta historia y no querrán dejar de leerla... pues la aventura les atrapa más que nunca!

Una aventura... cuyo final no deja lugar a dudas de que habrá como mínimo un quinto ejemplar de esta colección.

Y en casa... ¿nos gustó?

Nos encantó! Como te dije al principio, este libro se ha convertido en algo muy especial para mí y seguro que también para Erik.

Ayer por la mañana le tenían que operar de vegetaciones y ponerle un drenaje en el oído. Cuando preparé la bolsa para llevar al hospital, decidí meter este ejemplar en mi bolso, por si le apetecía distraerse con la lectura.

Al llegar al hospital y tras pasar por el mostrador de admisiones, nos tocó aguardar cerca de una hora en la sala de espera, a que vinieran a buscarnos para llevarnos al box. Obviamente aquello empezaba a hacerse largo... y le pregunté si quería leer. Alegó estar cansado y soñoliento para leer, pero sí que le apetecía que yo lo hiciera por él.

Empecé a leerle el libro y ambos quedamos atrapados, sin poder dejar de pasar páginas! El principio del libro... es tan divertido, que Erik se reía a carcajada limpia en la sala de espera. Y cada vez que yo, nerviosa, miraba el reloj y le decía de dejarlo, él me decía: un capítulo más, mamaaaaaa!

Así que nos vino de fábula a ambos para distraernos y no angustiarnos, y pasar un rato riendo y divirtiéndonos. Luego, tras la operación, pudimos continuar su lectura en la habitación.

Y es que... "Santo Jabalí!", Bamba mola... pero Bomba... es lo mejor!!!


Y recuerda, si no quieres perderte un sólo viernes de cuento... suscríbete al blog, y sígueme en Twitter, Facebook e Instagram. Y si disfrutaste leyéndome, comparte en tus redes sociales para que otros disfruten también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario