24 feb. 2017

Duerme bien, Osito - Literatura infantil

De nuevo es viernes y llega la recomendación literaria de la semana! Hoy vengo con un libro lleno de amor y ternura.

Se trata de Duerme bien, Osito escrito por Martin Waddell, ilustrado por Barbara Firth y editado por Kókinos.



Su tapa es dura y resistente, pero las hojas son algo más frágiles. Por lo tanto, debe manipularse con cuidado por los pequeños de la casa, o contar con la ayuda de un adulto.

Está recomendado para niños de entre 2 y 4 años, aunque yo discrepo con el límite de edad. Pues se trata de una historia bella, capaz de gustar a niños y a mayores!

Las ilustraciones transmiten ternura y se salen un poco de lo típico que encontramos en la mayoría de los cuentos. Cautivan a los pequeños, que disfrutan viendo a los dos osos protagonistas en numerosas situaciones.

Pero.... y el argumento? De los que te llegan al corazón... y les llega a ellos también! Oso Grande y Oso Pequeño viven juntos en la misma cueva. Hasta que un buen día... Oso Pequeño encuentra una pequeña cueva cerca de su casa, y decide que podría trasladarse a vivir en ella.

Con la ayuda de Oso Grande traslada allí algunas de sus cosas más preciadas, y dedica el día a arreglarla, limpiarla y dejarla a su gusto!

A la hora de cenar decide hacerlo también en su nueva cueva, y luego pide permiso a Oso Grande para dormir en ella.

Pero cuando cae la noche, y se ve sólo en su pequeña cueva, Oso Pequeño empieza a preguntarse si tal vez Oso Grande no se estará sintiendo muy solo... y baja a su gran cueva a verle, con el pretexto de pedirle que le cuente un cuento.

Una vez allí ambos se sentarán abrazados en el gran sofá mientras Oso Grande lee el cuento.



¿Dormirá Oso Pequeño en su propia cueva esa noche? Para descubrirlo tendrás que leer el cuento!

Redactado con mucha dulzura, nos presenta a dos tiernos personajes que nos permiten trabajar temas muy interesantes con los pequeños: el miedo a la oscuridad, la soledad, la necesidad de crecer... y de seguir siendo pequeño a la vez....

Para los peques es muy fácil identificarse con el pequeño oso ansioso por la libertad, y para los mayores... identificarnos con el resignado Oso Grande, que apoya y ayuda a su pequeño a independizarse, pese a que tal vez pueda no estar de acuerdo con su decisión o tener algo de miedo.

Un cuento que te recomiendo leer... pues sirve para niños... y no tan niños!


No hay comentarios:

Publicar un comentario