21 nov. 2016

Superando el dolor... ya veo la luz!

Hace unos días os contaba como me encontraba, perdida en mi papel de persona, superada por mi dolor de espalda.

Todo empezó el pasado sábado, hace una semana y un día, para ser exactos. Y hoy, unas cuantas pastillas y horas de esterilla después, puedo afirmar que empiezo a ver la luz al final del túnel.

Pese a que el dolor aún no me ha abandonado, y que no hay un sólo momento del día en que no lo sienta, hoy soy consciente, de que su intensidad ha bajado, empezando a hacerse algo más soportable.

Empiezo a pensar que hay una esperanza, que en un momento dado, este dolor me abandonará, y podré poco a poco retomar mis actividades.
Justo había retomado la práctica del Nordic Walking, que había abandonado tras la operación de mi marido, y he tenido que volverla abandonar. Como salir a entrenar, cuando dar un solo paso es una tortura? Cuando estar sentada más de cinco minutos me hace llorar de dolor? Cuando tumbarme resulta en sí un suplicio?

Pero hoy, empiezo a sentirme algo más yo, a estar más animada, a creer que esto acabará bien, y que será una "batallita" más para explicar.

La verdad, lo de volver a entrenar... ahora mismo me importa un rábano! Lo único que quiero es poder estar sentada más de diez minutos sin dolor, para poder ayudar a mi hijo con sus deberes, para poder disfrutar de una peli con mi familia, o de una tarde de puzles y tragabolas!

Es volver a poder estar de pie cinco minutos seguidos, para poder ir a ver a mis hijos en sus actividades extraescolares sin morir de dolor! Ayer mi hijo tenía una actividad, una jornada deportiva en un pabellón. Fueron las dos horas más horrorosas de la semana. De pie, viéndole disfrutar! Haciendo salto de altura, lanzamiento de disco, bailando hipo hop.... Pero como no iba a estar? Con la ilusión que a él le hacía?

No me he cogido la baja médica, y he ido a trabajar cada día. Como para no hacer un esfuerzo más por familia!!! Por mi grandullón!

Seguro que hay quien piensa que soy algo tonta... por no coger la baja... y seguir trabajando. Yo, la verdad, no lo creo. Estoy en la recta final del programa en el que trabajo... y me cuesta dejar en la estacada a los 20 chavales que han confiado en mi durante este año. Ahora, que estamos en el momento de arrimar el hombro... yo me rajo? Y luego está lo de la documentación que a estas alturas hay que redactar y presentar...

En fin... he aprovechado el resto del fin de semana para descansar lo máximo. Aunque la verdad... no sé que es peor... si descansar o estar activa!

Espero que la intensidad del dolor siga bajando... y que en un par de días no quede ni rastro de este dolor! Porque cuando el dolor me paraliza y me impide disfrutar de la vida, vivirla... me bloqueo a todos los niveles.



6 comentarios:

  1. Que buenas noticias que vaya moderandose el dolor hasta desaparecer!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Deseando estar dar el paso definitivo y que desaparezca por completo... aunque por el momento sigue ahí :-(
      Gracias por escribir!

      Eliminar
  2. Buenas guapísima!! me alegro muchísimo de que poco a poco vaya remitiendo. Te hablo con conocimiento de causa (como bien sabes) por mi mujer Alejandra. Tú al menos puedes ver la luz al final de ese túnel de dolor así que, en serio, no sabes cómo me alegro!!!

    un abrazo enormísimo!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas! Al menos ver la luz, es ya un consuelo... aunque de momento es una luz que se acerca y se aleja y no puedo alcanzar. A ver si en breve!
      Espero que a Alejandra le llegue pronto un diagnóstico y con él una medicación que realmente le alivie.
      Un abrazo familia!

      Eliminar
  3. Ánimo guapa. Ya veras como dentro de poco estas al 100%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero! Que ganas de que todo pase..
      Un beso y gracias por comentar!

      Eliminar