14 feb. 2020

Cartas Que Siempre Esperé

Hoy de nuevo es #viernesdecuento, por lo tanto viernes de reseña! Nuevamente te traigo un libro para nosotr@s, los adultos de la casa.

Se trata de Cartas Que Siempre Esperé de Maria de la Pau Janer, una escritora que siempre me había llamado la atención... pero de la que nunca había leído nada. Hasta ahora!

Cuando vi este libro en una de mis frecuentes visitas a la biblioteca, decidí que se venía a casa conmigo. Y he de contarte que no me ha decepcionado en absoluto! 

Cartas que siempre esperé

El ejemplar que yo cogí estaba en catalán, pero lo puedes encontrar en castellano sin ninguna dificultad. Venía en formato tapa dura, y aunque se notaba que había pasado por muchas manos, estaba en muy buen estado. 


No es una novela excesivamente larga, con 392 páginas se lee de manera ágil y con bastante facilidad. Y es la típica novela que engancha, con una trama llena de vacíos, que poco a poco van siendo desvelados.

Se trata de una novela compuesta por diversas historias que se van entrelazando entre sí. Personajes que se te van presentando, con existencias complejas, que tienen puntos de unión con las vidas pasadas o futuras de otros personajes.

Podríamos decir que el personaje principal de la novela es Luís, un niño que pasa parte de su infancia viendo como su madre Ricarda espera con anhelo la llegada del cartero del pueblo, Miguel. Pero el cartero nunca llega a entregarle a Ricarda la carta que espera, pues fallece antes de poderla recibir.

A lo largo de la novela vemos como Luís crece, marcado profundamente por el enigma de la carta perdida que su madre jamás pudo recibir. Esa fascinación por las cartas perdidas, hacen que Luís empiece a trabajar en el departamento de "cartas muertas" de la oficina de correos. Departamento al que van a parar aquellas cartas que no han podido ser entregadas a su destinatario... y que al carecer de remitente... tampoco pueden ser devueltas.

La obsesión de Ricarda parece contagiarse a su hijo Luís, quien empieza a centrar su atención en una serie de cartas que van llegando a su departamento de manera siempre puntual, las cartas que Paula escribe a Martina.

A lo largo del libro vamos descubriendo detalles del pasado de Luís, de su madre, de su padre, del cartero Miguel.... que van permitiéndote establecer conexiones, rellenar lagunas, y finalmente completar la realidad.

¿Por qué llegan las cartas de Paula a la sección de cartas muertas? ¿Quién es Paula y por qué escribe con tanta existencia a una tal Martina? ¿Funcionará la relación de pareja de Luís y Aina? ¿Qué fue de Miguel? ¿Era un matrimonio feliz el de los padres de Luís? ¿Qué pasará con el padre de Paula? ¿Qué papel juega el marchante de arte? ¿Y el tío José?

Muchas dudas que te van surgiendo mientras lees... aunque la más importante es... ¿Qué ponía en la carta que esperaba Ricarda? ¿Dónde está la carta? ¿Quién la envía? ¿Por qué era tan importante para ella?

Poco a poco irás respondiendo a todas las preguntas, incluso a la más importante!

Y mientras lees, te vas encontrando con frases de esas que te llegan y te hacen reflexionar...pequeñas perlas atrapadas en el global de la novela... como por ejemplo la conversación que tiene Luís con el propietario del bar del pueblo de sus pares: "Hay cosas que no se pueden guardar bajo llave para siempre (Luís) Tienes razón: llegan a apestar. Las historias que no tienen final son como el alcohol. Te devoran el hígado"

Trocito del libro, cuya frase te dejo traducida arriba


Un libro que te cautiva, y te mantiene intrigado y enganchado a la lectura. Si te gustan este tipo de novelas... te lo recomiendo al 100%.

¿Y tú? ¿Conocías esta novela? ¿La has leído? ¿Has leído alguna obra de Maria de la Pau Janer? ¿Qué te pareció?



2 comentarios:

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com