25 ene. 2018

#ChristmasBloguero 2018

Allá en el 2015, prácticamente recién estrenada en el tema de las redes sociales, decidí apuntarme a una iniciativa que me pareció maravillosa. 

Se trataba del #ChristmasBloguero, que organiza cada año Saioa del blog Cuentos de Amatxu . La iniciativa me cautivó desde el principio. La cosa iba de enviar postales navideñas por correo (de las de verdad!!!) a las blogueras que quisieses de entre todas las que se apuntaban. Una te la asignaba ella al azar, y era la que como mínimo debías mandar. Pero a partir de ahí, podías enviar las que quisieras! 

Al apuntarte, te asegurabas que como mínimo te llegaría una (la de la persona a la que te hubieran asignado), pero obviamente podían llegarte más.

En 2016 no pude apuntarme. Recuerdo que lo leí.... pero iba de culo, y pensé que no tendría tiempo para participar, así que lo dejé correr.

Y esta pasada Navidad, decidí que sacaría tiempo de donde fuera y participaría. Quería vivir la Navidad al máximo, y que mis hijos la disfrutasen mucho.

Y he de decir que fue una experiencia inolvidable! ¿Quieres saber por qué?





En total recibimos unas 15 postales de Navidad en casa! Más las de los niños y alguna otra de familia y amigos cercanos. ¡Que engalanado se veía mi mueble de comedor!

Las Navidades en casa no fueron fáciles... especialmente los días previos... ya que el 14 de diciembre operaron a mi pequeño vikingo (como ya sabrás si me has ido leyendo).

Por eso el Christmas Bloguero en casa cobró mucha importancia. Tenías que haber visto la cara de mi hijo, cada vez que íbamos al buzón de casa y encontrábamos en él una postal. ¡No paran de llegar!, decía ilusionado. Y el brillo de sus ojos, iluminaba mi corazón de nuevo.

Recibimos de todo! Postales compradas, postales hechas a mano por la persona que las enviaba, postales elegidas para que fueran al gusto de mis peques... en definitiva postales llenas de cariño y muestras de afecto hacia mí y hacia mi familia. 

En algunas había palabras de afecto para mis peques, y ánimos, muchos ánimos para mí, para papá y mis pequeños trastetes.

Significaba mucho encontrar aquellas muestras de cariño cada día en el buzón. Llegaban poco a poco, a veces un par o tres juntas... y Erik y Helia las abrían como quien abre el mayor de los regalos.

Por mi parte este año envié diez postales. Me parecen pocas. Quedó mucha gente fuera, gente a la que no le pude enviar ese pequeño detalle. Pero en este caso, fue cuestión de dinero... gasté cinco euros en sellos... y dieron para lo que dieron.



Diez personas que significan mucho para mí en el mundo 2.0 recibieron mi muestra de cariño. Otras a las que también quiero mucho se quedaron sin ella.... Espero que el año que viene Cuentos de Amatxu vuelva a organizar su ya célebre #ChristmasBloguero y espero poder volver a participar, y poder enviar alguna postal más.

¿Y tú? ¿Envías postales a papel? ¿Conocías esta iniciativa o alguna similar? Comparte en un comentario tu experiencia o tu opinión al respecto!


6 comentarios:

  1. Hola! me alegro de que te guste tanto la iniciativa pero...la verdad es que el primer año lo organizó otra bloguera de cuyo nombre no me acuerdo y después seguí yo con la tradición, no recuerdo qué año fue el primero en que empecé a organizarlo yo...el 2015? qué lejano me parece ya!!!
    Yo tampoco he podido enviar todas las postales que me habría gustado, siempre se queda alguna sin enviar, es que son tantas...alguna persona sí ha logrado enviar a todas pero a mí me parece casi imposible!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La iniciativa me encanta y la recomiendo mucho!
      Lo de enviar a todas las personas que se apuntan lo veo imposible... Pero bueno, cuenta la intención y el participar, no? Luego...cada uno hace lo que puede.
      Un abrazo y sigue organizándolo cada año, por favor!

      Eliminar
  2. Gracias por dejarme ser parte de esas 10 personas!!!!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer! Eres de las pocas a las que he escrito en las dos ediciones! Por algo será 😉

      Eliminar
  3. Me ha parecido una experiencia muy chula, cada día mirabas el buzón con ilusión. Además era una manera de acercarte un poco a esas personas del mundo 2.0 con los que compartes, al fin y al cambio, una parte de tu vida 😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo contigo! Ahora me siento más cercana a algunas personas... Sin contar con que me ha permitido descubrir blogs que no conocía!

      Eliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com