6 nov. 2015

Creando nuestra propia pecera!

El lunes llovía a cántaros. Para colmo de males los niños no tenían colegio y salir de casa no era la mejor opción. Así que...miré lo que tenía por casa y realizamos una bonita manualidad que nos mantuvo entretenidos un ratito de la mañana y otro de la tarde.

Debo admitir que la manualidad en cuestión era más apropiada para Erik (de 5 años) que para Helia (en puertas de cumplir los 3). Pero ambos colaboraron a su nivel  y se divirtieron por igual!



Material necesario:

- una caja de zapatos
- papel
- colores
- hilo
- celo
- blu tack
- tijeras
- aguja de coser

Construyendo la pecera:

Lo primero que hay que hacer es pintar el interior de la caja de zapatos (pecera). Lo suyo es pintar el "suelo" de color marrón, o verde, según el efecto que se le quiera dar, y las paredes, techo y fondo de azul. Se pueden escoger distintos tonos de azul, para dar efecto de profundidad... según la edad de los niños podrán perfeccionar más o menos la técnica.

Una vez tenemos la pecera construida necesitamos el elemento esencial: los peces!

Aquí la imaginación es libre. Yo les di papel y les dejé hacer! Sobretodo a Erik!!! Que dibujó peces, delfines, tiburones, erizos de mar, calamares.... Más que una pecera construimos el mismísimo fondo del mar!!! Helia no quería dibujar... de modo que yo le dibujé algunos peces, burbujas, y algas y ella las coloreó.

Una vez dibujados y coloreados los peces llega el momento de recortarlos. Helia recortó con mi ayuda, pues no es muy de fiar con las tijeras. Erik hizo el trabajo de forma más autónoma.

Cuando los peces están recortados, se procede a pintarlos por la otra cara, porque cuando los colguemos cobrarán "vida" y girarán sobre sí mismos... y estaría feo que se viera un lado en blanco.

Concluida esta tarea queda colgar los peces en la pecera. Esta fue mi parte. Con una aguja de coser se va haciendo un agujerito en cada pez, se pasa un hijo con nudo y una vez se tiene el pez colgado del hijo, enganchamos el hilo con celo al techo de la pecera. Se puede jugar con alturas según el hilo sea más largo o más corto, y con profundidades poniendo los peces más atrás o adelante.

Las algas las fijamos al suelo con una bolita de blu tack.

Y tachán!!! Pecera lista y preparada!!!!



Luego podéis decorar la pecera por fuera, pintándola o enganchando más peces que os hayan sobrado. O en nuestro caso, que no cabían en la pecera.



Para colgar los peces hay más maneras. Si los niños son algo mayores o tienen más ganas de dibujar se puede dibujar el mismo pez dos veces y pintarlo sólo por una cara. Luego enganchas un pez con su igual con pegamento y entre los dos peces introduces el hilo. Así queda fijado sin necesidad de usar aguja.

Como veis es bien entretenido y da para pasar un buen rato en familia!

y tu, te atreverás a hacer tu propia pecera con tus peques??

2 comentarios:

  1. Ains como añoro los tiempos en que mis hijos era peques, dedicábamos muchos findes a hacer manualidades. Nos encantaba decorar la habitación (dormían los dos en la misma), y hacíamos decoraciones temáticas, por ejemplo, en verano recreábamos la playa.hacíamos peces con dos folios, los pintábamos y los pegábamos por los bordes dejando un huequito para rellenar con trozos de papel, de manera que quedaban tridimensionales, después de rellenarlos los colgábamos con hilo al techo y parecía que dormían bajo el mar. Lo pasábamos bomba :)

    ResponderEliminar
  2. Mis peques también duermen los dos en la misma habitación! Me encanta tu idea de hacer decoraciones temáticas y colgar los peces del techo! A mi hijo le encantan los felinos... igual me animo y convertimos su habitación en una selva o una sabana. Nunca se sabe a donde nos puede llevar la imaginación!!

    ResponderEliminar