27 jul. 2020

Balance de verano

Normalmente para fin de año, suelo hacer un poco de balance del año bloguero. Hago un post de reflexión, acerca de como he gestionado el blog ese año, sobre que temas he publicado, sobre posibles colaboraciones conseguidas.... y lo tomo como punto de partida para el siguiente año.

El caso es que este año me apetece hacer el balance ahora, con la llegada del buen tiempo, y las vacaciones a la vuelta de la esquina.

Así que, aunque "no toque", me apetece hacer una reflexión personal sobre el giro que ha dado mi blog, su evolución... y su futuro.

Y es que estoy orgullosa. Y me apetece decirlo.


Este año está siendo bueno, está siendo el año del "retorno", del resurgir de las cenizas donde mi pobre blog había estado enterrado los últimos dos años.

El 2016 y el 2017 fueron años dorados para mi blog. Empecé a dedicarle más tiempo, a escribir un promedio de dos posts a la semana (a temporadas incluso más), inventé secciones más o menos fijas (como los viernes de cuento) y alcancé una media de 100 posts publicados al año (post arriba, post abajo).

Fueron años en los que colaboraba con dos o tres editoriales, me enviaban libros y a cambio yo escribía reseñas. También probaba algunos productos que luego valoraba en el blog...

Pero a finales del 2017, como ya sabes, operaron a mi hijo... mi mundo se derrumbó y como consecuencia lógica... mi blog se hundió con él.

Incapaz de seguir con un ritmo fijo de escritura, de pautar una rutina o unos mínimos semanales... acabé por perder todas las colaboraciones que tenía. Nadie confiaba en mí... mi blog no era "fiable".

En 2018 publiqué 36 posts y en todo el 2019 sólo 29. Tenía ganas de escribir, de levantar cabeza... pero no encontraba nunca el momento. Escribía lo mínimo... a veces un post al mes... incluso menos. Lo justo para no cerrar.

Tal vez tu me seguiste leyendo... tal vez no. Soy consciente de que muchos de los que me seguían desaparecieron para no volver, otros han regresado cuando el blog ha renacido, y otros han llegado nuevos y nada saben de aquellos días de gloria.

El caso es que este año, este 2020 tan raro y raruno, de pandemias y encierros... de tiempos convulsos, ha sido el año en el que he logrado reencontrarme con mi blog, reinventarlo y lanzarlo de nuevo a la palestra.

Y es que en lo que llevamos de año, ya llevo 90 entradas publicadas. Sí, sí, has leído bien! 90! Prácticamente el total que en mis mejores años conseguía en 12 meses! 

La verdad es que tenía tantas de volver, que por fin conseguí organizarme. Cambié el aspecto de mi blog, renové la imagen de la cabecera y el diseño en general, y reinventé los contenidos.

Y es que en enero empecé a publicar recetas... porque esa otra de las cosas con las que me apetecía reencontrarme... la cocina! Y con mi reencontrada pasión por cocinar, nació el recopilatorio semanal #recetasdeblog.

Y así es como pasé de apenas escribir...a publicar un mínimo de 3 posts a la semana: los lunes mi contenido más personal, los miércoles mi receta y los sábados el recopilatorio semanal de recetas de otros blogs.

Ciertamente, ha habido semanas que no he publicado la entrada personal... o no he publicado nueva receta... pero el recopilatorio no ha fallado. También es cierto que ha habido semanas que he escrito dos reflexiones personales.... o una reflexión y un post de literatura o de otro tipo.

Y echando la vista atrás y viendo la evolución seguida desde enero... ya te digo que me apetece continuar!

Me apetece seguir con los posts personales, que en el fondo son la marca de mi blog... que nació como un diario de desahogo personal. Pero también me apetece seguir con las recetas, y con el recopilatorio! Aunque siendo sincera es lo que más trabajo me da... y lo que menos visitas me reporta.

Te confieso que también me apetece que vuelvan los viernes de blog... y los posts de recomendaciones de productos... e incluso los relatos de cosecha propia! Pero siendo realistas, no me veo capaz de organizarme para poder publicar tanto... Así es que la idea es recuperar estas secciones... pero no con periodicidad semanal... sino tal vez más bien mensual. Serían secciones en las que publicaría esporádicamente, para mantenerlas vivas y que no caigan en el olvido.

Pero quiero recuperarlas. Y ello requiere de tiempo y planificación. Y por ello voy a bajar el ritmo... o a parar un poco incluso.... para preparar una parte de esos contenidos que quiero ofrecerte.

Esta semana ya no habrá receta... ni recopilatorio. La última semana apenas recibí recetas, porque muchos blogs han "cerrado por vacaciones". Así que he decidido bajar la persiana culinaria yo también. Quiero aprovechar el mes de agosto para cocinar, preparar recetas nuevas... y así podértelas ofrecer después. Y daré un tiempo para que los otros blogs de cocina hagan los mismo. 

En septiembre volverán las recetas, y volverán los antiguos contenidos que quiero ofrecerte de nuevo.

En cuanto a mis posts más personales... los de los lunes... no descarto seguir publicando alguno durante el mes de agosto. Pero sin forzar. Si me apetece vendré a contarte algo, en la medida que tenga algo de contar.

Esta vez hago un parón planificado, consciente, y con un propósito claro.

De momento ya tengo una reseña literaria en proceso de preparación, y un par de recetas nuevas pendientes de escribir. A partir de ahí, espero que la segunda mitad de año el blog continúe su ascenso y que su nuevo rumbo se totalmente de tu agrado.

Y dicho esto...¿cómo lo ves? ¿te apetece que vuelvan los viernes de cuento? ¿Te gusta la idea de que siga con las recetas? ¿te falta o te sobra algo? Tu opinión siempre es bien recibida!



10 comentarios:

  1. me encanta que hayan blog renacidos este año por la pandemia, una buena debe tener todo esto...

    me gustan las entradas personales pero lo importante son esas ganas que mostras en la entrada... saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      La verdad es que las entradas personales son siempre las más leídas, con diferencia.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Tienes un blog muy interesante. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Susana. Tu siempre ahí...tras la pantalla 😉

      Eliminar
  3. Menudo currazo que te pegas con el blog, es de admirar porque, la verdad cuesta muchísimo. Ahora mismo, estoy deseando seguir, tu camino, reencontrarme y por descontado, volver a colaborar con tus #recetasdeblog ....¡Ánimos y adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente llevar un blog al día y con publicaciones variadas, cuesta tiempo y dedicación.
      En septiembre seguro que nuestros caminos se cruzan de nuevo.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Me recuerda mucho a lo que me pasó a mí. Tuve un blog que con los años iba medianamente bien, y por temas varios lo deje aparcado hasta morir. Estuve algunos años sin escribir nada hasta que me puse con el se ahora, que más que resucitarlo, ha sido volver a empezar de cero, ya que el anterior fue borrado. Y ahí andamos, sin escribir al ritmo que quisiera, pero al menos es algo más o menos constante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si podría haber empezado de cero otra vez.
      Pero me alegro que tu lo hicieras y de que logres sacar adelante ti blog actual.
      Ánimos!!!

      Eliminar
  5. Creo que lo has planificado todo muy bien, es estupendo que hayas retomado el blog con tantas ganas y que el balance sea positivo, ánimo amiga que a partir de aquí solo puedes ir a mejor, besos y disfruta de tus vacaciones, nos vemos a la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento.planificar no.de me ha dado mal. Sé lo.que quiero...faltará que pueda sacarlo adelante!
      Un abrazo

      Eliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com