1 ago. 2018

Mis diarios de embarazo

Cuando me quedé embarazada de mi primer hijo, decidí que no quería olvidar lo que había vivido en esos nueve meses, que quería poder recordar mis inquietudes, mis miedos, mis paranoias, y todas las cosas que a una se le pasan por la cabeza cuando está esperando conocer a su retoño.

Por eso decidí que escribiría un diario de embarazo... pero decidí escribirlo desde una perspectiva diferente a un diario personal, y con un claro propósito de que fuera leído en un futuro.

Mi diario de embarazo no lo escribí para mí... lo escribí para mi hijo, con el objetivo de que cuando creciera y fuera mayor (a los quince o dieciséis años) se lo pudiese regalar y pudiera leerlo si lo deseaba. Por ello, en el diario, no me cuento las cosas a mí misma, sino que lo escribí todo el rato dirigiéndome a él. Primero en "abstracto" a mi futur@ hij@, y luego ya hablando directamente con Erik.

Del mismo modo, cuando estuve embarazada de Helia, repetí experiencia, y escribí un diario de embarazo dirigido siempre a ella.

Mis diarios de embarazo


Escogí una bonita libreta, compré un bolígrafo nuevo, y me puse manos a la obra!


Soy consciente, de que es muy probable que ellos no aprecien el regalo de entrada... es decir, que cuando sean mayores para leerlo y entender lo que en él se narra, puede que estén en esa época de su vida, en la que pasan de todo, y sobre todo pasan de su madre y su padre, y no les haga la mínima gracia. Es probable que el diario, pase tal vez algunos años en su cajón, hasta que decidan leerlo... o incluso que no lo lean jamás... pero me hizo ilusión escribirlos y poderles regalar esa parte de su historia.

Desde que nacieron, no los he vuelto a leer jamás... tal vez antes de regalárselo lo haga... por revivir su historia antes de dársela a conocer a ellos. Tal vez no.

De momento están en la estantería del comedor, a la vista de todo el mundo... esperando su momento de gloria.

Si algo me duele de estos diarios...es que no son iguales... el de Erik es bastante más extenso que el de Helia... y sé que ella notará ese "pequeño" detalle, y probablemente le duela también.

Pero no puedo hacer nada por arreglarlo... simplemente, durante los nueve meses que pasó dentro de mí... escribí menos sobre ello. ¿Por qué? Pues en principio podéis pensar en lo obvio... tenía un peque de menos de dos años del que encargarme... y no tenía tanto tiempo libre para dedicar a la escritura.

Cuando llegaba del trabajo, lo recogía en la guardería y pasábamos juntos el resto del día... mientras que cuando Erik estaba dentro de mí, en casa sólo me esperaban dos cobayas.

Pero ese, ese no fue el motivo principal. El motivo fue, que durante el embarazo de mi pequeña estuve enferma... y de baja durante más de un mes. Pasé un tiempo haciéndome pruebas, encontrándome muy débil, sin fuerzas para nada... y por supuesto sin fuerzas para escribir. Pasaba las horas en la cama, o en el sofá... y era incapaz incluso de cuidar de mi hijo, que gateaba por casa sin que yo prácticamente lo supervisara  (algún día te contaré la historia de mi segundo embarazo).

Y eso, hizo que no pudiera escribir durante esos meses... pero también trataba de escribir poco por la incertidumbre. No sabía si el embarazo llegaría a termino, incluso hubo un tiempo en que no sabía si nada llegaría a buen termino... y claro... escribir el diario de embarazo para regalarlo a una persona que tal vez no llegase a nacer... no era nada sencillo. No era muy... no sé como decirlo... que no me despertaba ilusión, vaya. 

A veces le escribía y le contaba lo que me pasaba y el miedo que tenía de perderme o de perderla... o de perdernos las dos, mientras esperábamos a los resultados de las pruebas.... Porque pensaba que si mi pequeña llegaba a nacer, debía conocer esa parte de su historia, y saber que su embarazo no fue sencillo, sino todo lo contrario. 

Estas libretas guardan un trozo muy importante de mi vida


Pero aunque yo sé que hay un motivo que justifica que su diario tenga un grosor inferior al de su hermano... me sigue doliendo... consciente de que las comparaciones son odiosas y de que algún día compararán.

También está el tema de que inevitablemente en el diario de embarazo de Helia, aparece Erik mencionado. Recuerdo que le expliqué como su hermano se enteró de su futura llegada, la ilusión que le hacía, como le cantaba y acariciaba mi tripita... Eran momentos bonitos que pensé que a ella le gustaría conocer.

Ahora pienso que su diario es más corto y para postres en él hablo de su hermano.... y no sé como lo encajará... Si compartirá mi punto de vista y lo verá "explicable" o si lo considerará la mayor ofensa.

Aún quedan años para saberlo! Lo que tengo claro, es que lo sabré, pues esos diarios fueron escritos para ser leídos por unos lectores muy concretos... y llegado el momento, les haré entrega de ellos... y apechugaré con las explicaciones y justificaciones oportunas.

¿Y tú? ¿Escribiste un diario de embarazo? ¿Qué te parece la idea? ¿Cursilada o bonito recuerdo?


6 comentarios:

  1. Jo ¡que idea tan bonita! (Por cierto me encantan las libretas, son preciosas) no sé que pensarán los dos cuando las lean. Creo que dependerá mucho de la edad con la que lo hagan. Pero al final creo que les encantará. Creo que pensaran que su madre les quiere un montón. Me parece un recuerdo precioso.

    Yo tuve la iniciativa con un cuaderno bastante feo... hasta su padre le escribió un par de párrafos pero quedó en eso. En unas cuantas páginas. Ahí está guardado esperando hacer algo con ello algún día. También podrá leer el blog... no sé.

    Precioso post :) un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro que te guste la idea. Yo es que el blog lo empecé a escribir cuando ya era madre de los dos...pero esta claro que también es una bonita fuente de recuerdos y vivencias.
      Lo difícil de estas cosas es dar constancia. Tal vez con tus dotes para las manualidades, puedas darle una nueva imagen a tu cuaderno...algo que te ilusione para que te apetezca escribir. Y puedes cambiar el concepto...y en lugar de ser un diario que sea una libreta de pensamientos o donde pegar tiquets o entradas de lugares donde vayáis con la peque...o incluso fotos! Encontrarás una manera de dar vida a ese proyecto....seguro 😘

      Eliminar
  2. Ay!! Yo también escribí un diario de mi embarazo para dárselo al chiquitín de mayor!!! Qué recuerdos tan bonitos y qué duro tu segundo embarazo...
    A mí me parece algo precioso!! Y sin duda lo intentaré hacer con el segundo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien!!! Espero que hacerlo con el segundo embarazo se te dé mejor que a mí.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  3. Me encanta la idea!! Me parece preciosa!!!
    En mi caso no sé si hubiera sido buena idea porque me pareció un coñazo estar embarazada y echaba pestes 😂😂😂
    Pero ya verás que cuando se lo regales a pesar de la edad en la que estén les va a parecer un regalazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy...pues en tu caso mejor no escribirlo...jejeje.
      Si sigo con el blog, ya os contaré si aprecian el regalo o no.
      Un abrazo!

      Eliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com