8 oct. 2019

Soy tonto

Llevo ya más de diez años dedicándome a la orientación laboral. En estos años he trabajado con todo tipo de colectivos, pero por casualidades de la vida llevo ya cerca de tres años en programas para jóvenes.

En mi día a día he tratado con muchos chicos y chicas de entre 16 y 30 años que llegan buscando una oportunidad laboral. Oportunidad que muchas veces pasa por que realicen un curso que les permita formarse en algo concreto y mejore sus opciones laborales.

La mayoría de ellos no acabaron la E.S.O. o lograron sacarla con mucho esfuerzo y ya no quisieron proseguir.

Cuando hablas con ellos de tú a tu...muchos de ellos temen enfrentarse a cualquier tipo de curso...porque según sus propias palabras: "Vanesa, yo... yo es que soy tonto."


Son chicos y chicas que han pasado por malas experiencias en el ámbito educativo... vienen de fracasar a nivel escolar, y el sentarse de nuevo en un aula les da auténtico pavor, porque están absolutamente convencidos de que simple y llanamente, son tontos. 

Pero nada más lejos de la realidad! A menudo se trata de chicos y chicas muy inteligentes y despiertos, que o bien carecían de motivación y apoyo en su momento, o bien necesitan de un planteamiento educativo que se aleje un poquito del hincar codos tradicional.

Invierto gran parte de mi tiempo en hablar con ellos, conocerles, motivarles y apoyarles... y suelo descubrirles talentos ocultos que para ellos pasan desapercibidos. Como por ejemplo que algunos de ellos conozcan todas las razas de perro y sus características, o se sepan de memoria las bandas sonoras de muchas películas, o incluso parte de los diálogos de su serie preferida.... Por no hablar de los que se saben de memoria horario y recorrido de los autobuses que pasan por su ciudad, o que manejan los ordenadores como nadie!!! Incluso algunos son capaces de comprar hardware y tunear sus equipos para jugar a tal juego o tal otro... Eso sin hablar de los que tocan uno o varios instrumentos musicales.... sin haber pisado jamás un aula de música... porque "oye Vanesa es fácil... en YouTube ves unos vídeos que te explican y el resto "lo vas sacando"."

Pero esos "talentos" no han sido jamás valorados.... ni por padres... ni por profesores... ni por ellos mismos. 

Así que cuando yo les digo "¿tonto? ¿que no eres capaz de aprender ni un sólo dato??? Pero si te sabes de memoria los diálogos de Bola de Dragón???", y resalto cualquiera de sus capacidades, dándole VALOR, se me quedan mirando perplejos, sorprendidos y desconcertados. 

Cuando les digo que no todo el mundo es capaz de saberse al dedillo las diferentes razas de perro, o de aprender por su cuenta a tocar la guitarra.... parecen tomar conciencia de que en verdad hay algo bueno en ellos, de que realmente algo "se les da bien".

Yo les hablo de que no todos somos inteligentes de la misma manera... y que no a todos se nos da bien lo mismo, o aprendemos de la misma manera

Les hago apreciar sus cualidades, y les hago ver que pueden ser muy útiles. Alguien con gran habilidad manual para los videojuegos, posee buenas dotes de coordinación visuoespacial, que pueden ser muy útiles por ejemplo a la hora de conducir una carretilla elevadora.

Muchas veces les pregunto por su "manera de estudiar".  Y sabes qué? La mayoría me responde lo mismo: "mis padres "me obligaban" a sentarme en una silla con el libro que debía aprenderme y hasta que no me lo sabía no me dejaban levantarme... y me pasaba las tardes sentado sin aprender nada". Sin aprender nada... sintiéndose tontos y fracasados... 

Entonces les digo: "sabes que hay otras maneras de estudiar"? Y les explico como estudiaba yo: de pie, caminando por mi habitación, leyendo la lección en voz alta, a veces mientras "recitaba" la lección jugaba con un globo... dándole golpes contra el techo, la pared... Pero siempre en movimiento, siempre en voz alta. A veces inventándome cuentos con los datos a recordar... o canciones...

Porque así la información se "grabava" en mi cerebro por diferentes canales: visual, acústico, cinéstesico.... Yo la verdad... es aquella época... ni puñetera idea de por qué me funcionaba estudiar así.... pero funcionaba. De haber estudiado sentada (en alguna ocasión lo intenté) no hubiera aprobado ni primero de primaria.

Algunos se rien y me dicen: " y te sacaste una carrera? sin sentarte a estudiar?" 

Y ciertamente... así fue. Jamás estudié sentada. 

Hoy en día en muchos colegios se estudia por proyectos, y se abordan las lecciones desde diferentes perspectivas: musical, plástica, etc... Y muchos alumnos que tradicionalmente fracasarían, siguen mucho mejor el temario y van aprobando.

A veces es cuestión de ensayo y error... uno no sabe lo que le va a ir mejor. Hay niñ@s que necesitan hacerse esquemas, o resúmenes para aprender....otros como yo son un tanto más anárquicos y han de buscar otros sistemas más....originales.

Muchos de estos chicos y chicas se animan, y cuando hacen alguna formación que les motiva, en un entorno que les da herramientas para poder seguir el curso, y buscan con libertad maneras diferentes de aprender el temario.... se sorprenden a sí mismos aprobando.

No imaginas la de veces que han venido a verme o me han llamado para decirme: "Vanesa!!! Que he sacado un notable!!! Que yo nunca había sacado un notable!!! Verás la cara de mi madre!!!!".

Y si al final consigo convencerlos de que no son tontos y de que si se dan otra oportunidad pueden ser muy capaces.... es como tocar el cielo con las manos. Algunos se animan a volver a estudiar... y lo logran con éxito. Otros prefieren no tentar la suerte... y quedarse con esa bonita experiencia y pasar a buscar empleo. Pero la gran mayoría se "desquitan" y se quitan esa espinita que llevaban bien clavada.

De modo que.... si eres madre o padre de uno de esos niños... a los que les cuesta estudiar, a los que les cuesta hincar los codos... Trata de no "torturarle" demasiado y de buscar alternativas, opciones de estudio distintas que respondan a su forma de asimilar los contenidos. Por qué... no todos aprendemos de la misma forma.

Y de tontos... realmente...hay bien pocos!

12 comentarios:

  1. Buen consejo pero no todos somos expertos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto...y a veces es difícil saber que hacer. Siempre queda la opción de buscar asesoramiento.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Yo siempre animo a mis hijos, y de hecho el mayor me dio un poquito la lata, pero probó en varios ciclos formativos hasta que dio con el que se sentía a gusto y ahora tiene un empleo. A veces simplemente es escucharlos.
    Estos chicos y chicas tienen suerte de haberte encontrado en el camino.
    Un abrazo y que me encantan tus posts, son únicos y diferentes, cuentas realidades puras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que darles libertad para probar y equivocarse...es complicado acertar a la primera ...saber a que vas a querer dedicarte el resto de tu vida a una edad que no deja de ser temprana.
      Me alegra mucho que te gusten mis posts 😍😍😍
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con tu post. Entre padres y profesores, tratan a los alumnos como ovejitas que deben ir con el rebaño, un rebaño que en este caso es el sistema educativo impuesto y que a mí parecer está un tanto obsoleto, en el que todos los alumnos deben ser medidos por las mismas habilidades, en vez de dar a conocer y avivar las habilidades de cada alumno. En mi caso, así fue. Me impusieron algo que yo no quería y encima se equivocaron por mí. Quince años más tarde, estoy iniciando unos estudios que debería haber hecho en su día, pero ahora con falta de tiempo, una familia y el lastre de la edad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo bien lo que dices...el sistema ha empezado a mejorar, pero aún quedan muchos colegios de la vieja escuela.
      Y si...a menudo no se escucha a los alumnos ni se respeta su criterio a la hora de elegir su futuro.
      Ojalá consigas finalizar esos estudios...los tuyos, de verdad.
      Abrazos!!!

      Eliminar
  4. Ole por esos ánimos que das!! La verdad es que es todo tan complejo. Hay maestros maravillosos y otros de los que te gustaría huir.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que en crianza y educación...nunca nada es sencillo!
      Un abrazo

      Eliminar
  5. A esas personas frustradas con la vida, que se dedican a menoscabar la ilusión por aprender. A etiquetar a jóvenes como vagos, tontos... Hasta que se lo creen. Un saludo.

    A ti, Vanesa (que no te gusta que te llamen Vane), jejeje.
    Gracias por tu labor, por apoyar a esos chavales, por hacerles ver que todos tenemos cualidades y diferentes formas de desarrollarlas.
    Un gracias enorme y un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😂😂😂 cierto....no me gusta que me llamen Vane 😊
      Y si, siempre intento darles a los jóvenes que me llegan ánimos y puntos de vista nuevos y frescos. Hay que alentarles para que puedan crear nuevos objetivos y traten de alcanzarlos.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  6. Creo que haces un bien muy muy grande a esos chicos.
    Sentirse apoyado es algo muy importante y se nota que te gusta lo que haces.

    Ojalá hubiese encontrado a alguien como tú cuando tuve esa edad.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trato de apoyarles y de estar a su lado. Y aunque no siempre se consigue se intenta.
      Um abrazo

      Eliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com