9 ago. 2019

Custodia compartida.... leyendo gilipolleces

Noooo! Que no salten las alarmas! No me he divorciado ni estoy en ello. Lo que ha motivado este post es que últimamente estoy leyendo muchas gilipolleces sobre el tema de la custodia compartida... y al final me ha dado por escribir sobre esto.

Cierta escritora reconocida, cuyo nombre no me da la gana poner, que no me apetece a mí hacerle publicidad a nadie, escribía hace poquito esto en las redes sociales: "Padre ejecutivo, trabaja ocho horas al día en una oficina. Llega cada día a las 20.00, 20.30 (en horario de invierno, los niños están en la cama a las 21.00) ¿para qué pide la custodia compartida? 1. Para que cuide del niño/a su novia o madre 2. Para joder a su ex"

Y al día siguiente encontré publicada esta otra joyita en otra cuenta: "10 años de matrimonio sin haberle comprado unos calzoncillos al crio ni saber el nombre de su pediatra pero, eso sí, custodia compartida que somos muy igualitarios y tengo derecho a ver a mi hijo. Anda a la mierda".




Y claro, estas publicaciones no dejan indiferente a nadie, y al momento las redes se llenan de gente que se lleva las manos a la cabeza, pero también de "palmeros" que comulgan con los anteriores tweets y se animan a dar rienda suelta a su libertad de expresión. 

Obviamente yo tampoco quedé indiferente... y aquí ando... reflexionando.

Para empezar veo mucho resentimiento en ambos textos, y muchas ganas de buscar enfrentamiento... ya que en ambos casos el padre queda retratado como "malo" y pierde el derecho a la custodia compartida por sus horarios laborales o su "desconocimiento" del propio hijo.

Pero... ¿es esto tan sencillo??? ¿En serio la opinión pública, puede "decidir" quien merece la custodia basándose sólo en un horario laboral y en la persona que más calzoncillos ha comprado???

Si me fijo en mi propia realidad.... tal vez ninguno de los dos mereceríamos la custodia compartida! Ay madre.. que nos quiten a los niños ya!!!!!

Cuando mi hijo nació, mi marido trabajaba de 9 de la mañana a 20.30, y no llegaba a casa hasta casi las 21.30. ¿Le convierte esto en mal padre de manera automática???? O podemos fijarnos, en que cuando llegaba a casa, lo primero que hacía era ir a ver a su pequeño, y encargarse de darle el bibe antes de ponerle a dormir? O en que los fines de semana se encargaba él de casi todas las tomas, y siempre era el encargado de bañarlo? 

Obviamente era yo, quien saliendo de trabajar a las 15:00, recogía siempre al peque en la guardería, compraba la mayoría se su ropa, y le llevaba al pediatra las mil veces que hicieran falta.

Pero papá no descansó hasta conseguir cambiar de trabajo, no una sino dos veces, en busca de un mejor horario laboral, que le permitiría disfrutar más de nuestros pequeños.

Por mi parte, cambio de trabajo prácticamente cada año... pues mi contrato siempre va vinculado a un proyecto... y en cuanto el proyecto termina... o te vinculan a otro en la misma empresa, o toca buscar otra. Estos cambios, tanto si sólo cambio de proyecto, como si cambio de empresa, suelen ir vinculados a cambio de centro de trabajo así como de horario laboral.

Ello me ha llevado a pasar una etapa en la que acepté un trabajo que durante unos meses me supuso estar fuera de casa de 7.30 a 21:30 unos 3 días a la semana.... Coincidía con que mi marido estaba en paro.... y yo tenía que aceptar un poco lo que me ofrecieran... que no estábamos para elegir demasiado.

En esta etapa, mi marido llevaba a los niños al colegio, mi marido los recogía, los llevaba al médico, y se encargaba de toooooodoooooo lo que surgiera en casa. ¿Eso me convierte ya en mala madre? Y por lo tanto... ¿perdería mi derecho a la custodia compartida??? No acudí a ninguna función escolar, no fui a las reuniones con las tutoras, no ayudé en los deberes..... Pero, ¿no cuentan los fines de semana al lado de los peques? No cuenta que cuando llegaba a casa esos días, me metía en sus camas aunque estuvieran dormidos, sólo para abrazarles? 

En nuestro caso, las responsabilidades se reparten sobre la marcha... según el horario de trabajo que tenemos y quien tiene tiempo y puede hacer que. Yo vuelvo a trabajar hasta las 15:30, y vuelvo a tener las tardes libres para poder dedicar tiempo a mis pequeños.... Y mi marido tiene horario variable, épocas que sólo trabaja por las mañanas, y épocas en las que su trabajo le lleva a estar fuera de casa de 08:00 a 21:00. Y nuestra vida se va reajustando.

A día de hoy, no sé como se llama la pediatra de mis hijos.... nos la han cambiado y las últimas veces los ha llevado papá.... Y dudo mucho que él tenga idea de la talla de calzoncillos o braguitas que usan.... pues se las he ido comprando yo.

Mi marido es el que siempre entra en el médico con ellos cuando nos advierten: "si es usted aprensiv@ espere fuera".... Y es el que les da la manita y les ayuda en esas angustiosas situaciones. Es el que domina al dedillo los horarios de las extraescolares, aún cuando no sea siempre quien les lleve o les recoja, y es quien pasa largas tardes y fines de semana patinando con ellos, sacándoles con la bici, jugando a ajedrez....

Yo soy la que suele comprarles la mayoría de la ropa, la que les ayuda con los deberes de lectura, la que juega partidas a mil juegos de mesa, la que se mete en sus camas a hacerles cosquillas....

Cada uno hace lo que puede, lo que sabe... y entre todos nos vamos ayudando. A temporadas yo cargo con más peso, porque soy la que está en casa.... y a temporadas es papá quien se encarga (como ahora, que está de vacaciones con ellos en casa y yo aún sigo trabajando). Hay días en que tengo que preguntarle a mi hijo: ¿a que hora entra tu hermana a rítmica? ¿A las 17:00 o a las 17:30? Cosa que mi marido jamás le preguntaría.... Y días en que él les ha de preguntar: ¿esto que compró mamá es un chándal o un pijama? o ¿sabéis donde os ha guardado mamá los calcetines de deporte?

Por eso creo, que las afirmaciones anteriores, que pretenden catalogar a madres y padres en buenos o malos según si saben tal o cual cosa... no llevan nunca a buen puerto y lo único que buscan es polémica y enfrentamiento.

No todo es blanco ni negro... no siempre puedes elegir horario laboral, no siempre puedes reducirte tu jornada (a mi nunca me lo han permitido), no siempre puedes acompañarles al médico ni llevarles de tiendas.... pero puedes quererles, pueden importarte, y puedes decidir dedicarles a tope el tiempo del que dispones. 

Entre el blanco y el negro... siempre hay grises.





22 comentarios:

  1. Cómo se hace la ola en un comentario?? Eres muy grande, completamente de acuerdo contigo en todo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegro de que te haya gustado el post. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Yo cre que las que dicen esas cosas nunca se han encargado de sus hijos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible...no hay que descartar nada. Un abrazo

      Eliminar
  3. quizá ese resentimiento pasa por otro lado, por lo económico en general... todo tu análisis es lo que el sentido común indica y te lo agradezco además... saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente el tema económico suele hacer que el sentido común se vaya a freir espárragos. Un saludo!!!

      Eliminar
  4. Enhorabuena por poner un poco de sentido común a algo tan duro como es este tema que tanta gente trivializa por egoísmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema muy duro y complicado..y ver como hay quien trata de "reducirlo" a detalles tan absurdos...resulta tremendo. Un abrazo

      Eliminar
  5. No se puede escribir de forma más clara. No hay nada más que pueda añadirse. Queda dicha toda la verdad, la maternidad y paternidad reales que a día de hoy vivimos en la mayoría de los hogares. ¡Vaya pedazo de post! Creo que es el mejor de los que he leído por ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario! Palabras así me animan a seguir escribiendo 😉
      Y si, el día a día de los hogares reales dista mucho de ser idílico....pero en la mayoría de ocasiones...ni tan mal.
      Abrazos!!

      Eliminar
  6. Tú y tus circunstancias, grises miles. Nada es blanco ni negro , y más, en un tema tan importante donde se está hablando del bienestar de tus hijos.
    Excelente post. Si todos fueran en esta línea, el mundo blogger iría mejor. Enhorabuena mami!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si en lugar de buscar confrontación y polémica, buscasemos acercamiento entre unos y otros...Twitter sería un lugar "feliz'
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  7. Es un tema complicado, y más cuando hay niños de por medio. En mi caso, con el mayor, me dieron la guarda custodia a mí, pero fue porque en el juicio, el padre de mi hijo, dijo que la quería para que la madre se encargara del niño, es decir, la abuela del niño. Fue todo un sin sentido, pues no lo hacía por el trabajo sino por su comodidad. Por eso creo que la gente se enforuña en twitter y los meten a todos en el mismo saco, porque hay mucho caradura. Y yo no digo que sea así, ahora mismo, con mi actual marido, si pasara algo yo misma querría que tuviera la guarda custodia compartida, mis hijos no se merecen estar sin su padre tal como es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices es supercomplicado y hay mil casos distintos. Tu has vivido dos paternidades muy distintas. No tiene sentido dar la custodia a quien no la desea en realidad...o no va a usarla...por así decirlo. Una cosa es dejar a los peques con canguro o abuelos para ir a trabajar...porque de algo hay que vivir....y otra es que esten siempre en manos de otras personas. El otro día una chica me comentaba de una madre que se iba sola de vacaciones durante los 15 días que le tocaban a ella los niños.... Cosa que a primera vista me parece un sinsentido...las madres-padres que yo conozco se van con los amig@s los días que no tienen a los niños...y cuando les tocan...estan por ellos.
      En fin...mil tonos de gris.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  8. Muy de acuerdo contigo Vanesa! Y me encanta cómo te expresas. A mí tmb me llamó la atención ese tweet de la escritora que no nombras y flipé porque como tú dices muchos hacemos horarios incompatibles. Y es cierto lo que comentas que hoy en día, que todo está en la palestra, todo el mundo hace de juez de todos, sin conocer situación particular. Pero mira, me encanta que gente como tú o como yo podamos alzar la voz al menos dsd nuestros blogs y paremos un poco los pies a estos extremistas de las ideas. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces hay que pararles un poco los pies!!!! Que ya está bien de envalentonarse tanto y sentar cátedra con comentarios tan extremos!
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  9. Se nota que das tu toque de profesionalidad a situaciones cotidianas. Sencillamente, opino como tú. La sociedad le da mucha más importancia ver si hay wi-fi que a prepararse en un tema o dos. Sabe,os de todo. De Medicina, De Peluquería, de Custodia, De Futbol, de Educación (que es lo mío), total en redes todo vale, da igual que no se conozca la vida y situaciones de terceros u cuartos, como yo soy el más guay de barrio, pues así me verá el vecino (que además se va a morir de envidia, porque tengo más "lais" que él.

    Vuestra historia como padres me recuerda en muchas cosas recuerda en mucho a mi historia como hijo, hijo único, pero sietemesino y con una paralisi cerebral al nacer, en 1977. En fin... Un aplauso, guapa!
    (Algún día contaré mi historia desde mi "yo" y desde la de mis padres, que tela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santi. Como siempre llevas mucha razón, las redes nos dan un anonimato que hace que algunos se envalentonen y se crezcan para hablar de su púlpito virtual.
      Si algún día escribes tu historia...me encantará leerla. No debió ser fácil para ti ni para tus padres.
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Otro abrazo para ti!

      A ver como lo hago, pues precisamente no quiero dar una imagen ni de "uy pobrecico" ni de "jo que valiente", pues ni soy una cosa ni la otra.

      Claro que luego la gente verá "en su televisor" la imagen que quiera, jajaja. Para mí como para todos la vida es normal y natural. Jajajaja

      Eliminar
  10. Para ti es tu vida... Por tanto tu normalidad. Pero no creo que el tuyo fuera un inicio fácil.
    Y me temo que no...no podemos controlar lo que los otros piensen, interpreten o el modo en que nos vean...
    Así que...escribe lo que quieras como te apetezca.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Entonces lo haré!
    Gracias por los ánimos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com