1 jun. 2018

Empezando... de nuevo?

Hacía un mes que no me pasaba por aquí... un mes sin entrar en "mi casa", sin pararme a escribir, sin hacer mi limpieza interior... sin revisar comentarios ni visitas recibidas... un mes entero de desconexión total desde mi último post

Y es que a raíz de aquel fundido en negro decidí echar el freno, tirar el ancla al fondo del mar, y tan sólo dejarme mecer por el oleaje. 

Me centré en los puzles, que me relajan muchísimo y me permiten desconectar, tanto de lo que me rodea, como de mi misma. Mientras encajo piezas no reflexiono sobre nada ni veo lo que me rodea.

Luego, hace algo más de una semana... dejé de hacer puzles.... y me paré un poquito a pensar. Y hoy, ya levo el ancla y me lanzo de nuevo al mar.

Mi pequeño rincón... mi blog



Llevaba unos cinco meses, desde que me ampliaron el horario en mi trabajo, llegando a casa a las 19 de lunes a viernes, y sin poder ir a recoger a mis hijos al cole ni un solo día a la semana. No pensé que me afectaría tanto... pero lo hizo. Acostumbrada a poder ir a por ellos, mínimo dos tardes a la semana, el verme privada de ello me causó una tristeza inesperada.

Llegando a casa a las 19, no me apetecía mucho pasarme por mi rincón-blog. Me apetecía sentarme un rato a charlar o jugar con mis hijos, ponerles el pijama, y luego ya sin muchas ganas... meterme en la cocina a hacerles la cena y preparar mi fiambrera para el día siguiente, mientras su papi les preparaba las mochilas con sus múltiples desayunos. Una vez acostaba a los peques, mientras Alberto preparaba la cena, lo único que me apetecía era hacer puzle al principio... y hablar con él después. Y para cuando acabábamos de cenar, abandonarme en el sofá, y hablar con alguna amiga por WhatsApp era ya mi máximo desafío. 

De ahí no pasaba. Pero hoy... hoy podré ir a recoger de nuevo a mis hijos, hoy podré compartir con ellos toooooooooda la tarde, y hoy, hoy seré un poco más feliz.

No! No me han echado! Tan sólo me han devuelto mi jornada original, la que tenía cuando entré en la empresa, allá por noviembre.... de nueve de la mañana a dos de la tarde. Y lo primero que he hecho al llegar a casa... ha sido venir aquí, a mi rincón, a hablar contigo, y a compartir contigo este momento de felicidad. 

La verdad es que cuando entré en mi actual empresa, lo hice para desempeñar un trabajo concreto, y al poco tiempo, me propusieron encargarme de otras tareas y para ello me ampliaron la jornada laboral. Como nos hacía falta el dinero en casa... acepté. Pero resultó que la cosa no funcionó bien. Yo propuse un horario... que no me dieron... y la jornada que me "tocó hacer" no me hacía sentir bien. 

A parte de esto, pese a que pensé que podría aprender a desempeñar esas nuevas tareas y que podría encajarlas, no fue así. Por parte de la empresa no recibí unas directrices claras sobre estas tareas, no supe ciertamente como querían que hiciera esa nueva parte de mi trabajo, y tampoco me sentía bien con ello. Me faltaba información, sentía que estaba perdida y al final me dijeron que ellos tampoco estaban contentos con como estaba llevando esas nuevas tareas y que no encajaba en sus expectativas. Y obviamente.... me han quitado esas tareas y he vuelto a mi antigua jornada.

Ahora que Alberto va trabajando, y le van saliendo cursos, tal vez esta jornada y el sueldo que la acompaña, pueda ser suficiente para sostenernos... al menos por un tiempo. Hasta que yo me recupere y me empiece a sentir mejor, a sentirme fuerte, a sentirme YO.

Lo mejor de todo, es que ahora... tengo un objetivo. Ahora sé lo que quiero hacer con mi vida. No sé cuanto tiempo tardaré en lograrlo... ni como lo haré para alcanzarlo. Pero ahora lo sé, e iré a por él.

Y de mientras, disfrutaré de mis tardes libres, en compañía de mis hijos. Y por supuesto, volveré a entrar en mi rincón, pues he recuperado el tiempo, y lo más importante: las ganas.



8 comentarios:

  1. Me alegra mucho que estés mejor! A veces hay que parar para volver a encontrarse a uno mismo y decidir que se va hacer.
    Comienza una nueva etapa! A por todas! Un abrazo😙😙😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las pausas son más que necesarias! Gracias por seguir ahí.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bienvenida! Como me alegra ver que te vuelves a asomar por aquí. Que importante es estar y sentirnos bien para que todo lo demás funcione.
    Un beso muy fuerte y espero que tu vuelta al horario que te gusta te anime todavía más a tirar para delante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es lo que quiero...pero al menos es un horario que me va a permitir pasar más tiempo con la familia. Y eso ya es mucho!
      Besos!!

      Eliminar
    2. Cuánto me alegrooooooo!!!
      De todo se sale y todo pasa, es cuestión de tiempo y que las cosas vuelvan a su ser.
      Ésta es la Vanesa que me gusta ver ;)

      Eliminar
    3. Espero que la veas mucho rato!!! Recuperar mi tiempo me está sentando genial!!!
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  3. Bella, sabes que aquí siempre se te echa de menos.
    Yo ando también desconectada y sin hacerte mucho caso 😟, lo sé, y a la gente buena hay que cuidarla. Lo siento de veras.
    Ánimo porque ahora que tienes un objetivo claro será mucho más fácil alcanzarlo 💪💪
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda ya! Se pasan épocas, que uno puede estar más presente... y épocas en que no nos da la vida!
      Ni te plantees tonterías, eh?
      Un abrazo

      Eliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com