4 ene. 2016

Pulseras identificativas para los niños

El pasado día 31 de diciembre, mi marido realizó la Sant Silvestre de Sant Cugat del Vallès. Como ya es habitual, mis hijos, mi suegra y servidora fuimos a verlo en varios puntos del recorrido y finalmente a esperarle en la línea de meta.

Cuando ya había finalizado su participación (realizando un muy buen tiempo, todo hay que decirlo!!) y estábamos ya todos juntos viendo la llegada de otr@s participantes, se nos acercó una agente de protección civil.

Muy amablemente nos preguntó si ya teníamos las pulseras identificativas para nuestros hijos. La verdad es que no habíamos oído hablar de ellas y nos ha encantado esta iniciativa.

Se trata de unas pulseras de colores vivos (en nuestro caso naranjas, pero por internet he visto que en otras comunidades autónomas las dan de otros colores) en las que hay que escribir el nombre del pequeño y un teléfono de contacto.

Así, en caso de que el peque se pierda, la persona que lo encuentre (o los agentes) sólo tienen que mirar la pulsera y llamar a los padres para poder entregarles al menor. Esto es muy útil, sobretodo cuando los pequeños aún no saben explicar donde viven o proporcionar unos datos mínimos de contacto de los padres.

Recomiendan su uso especialmente en lugares donde hay aglomeraciones, como por ejemplo durante la cabalgata de Reyes, o incluso en los centros comerciales... donde a veces es fácil que los peques se despisten y resulte difícil mantener el contacto visual.

Nosotros ya las hemos estrenado para salir a pasear estos días por el centro. Les hemos explicado a nuestros hijos para lo que son, y que en caso de perderse deberán enseñársela a un adulto para que nos pueda llamar y los podamos encontrar.

A veces pasamos por alto hablarle a los peques de estas cosas, como si nunca fueran a pasar. La verdad es que deseamos que nuestros hijos nunca se pierdan, pero es conveniente explicarles como han de actuar en caso de que eso suceda.

Yo, siempre que vamos a lugares en los que pienso que se podrían despistar, les recuerdo que en caso que eso pase, han de buscar preferiblemente a un policía o persona de seguridad (en el zoo, por ejemplo, les explico que si se despistan deben acudir a alguna de las personas que trabajan allí). Si no encuentran a nadie de seguridad, les he explicado que lo mejor es que entren en una tienda y le expliquen lo que sucede a el o la dependienta. Más que nada, por evitar que pidan ayuda a un desconocido que vean por la calle... y que en lugar de ayudarles sea un desaprensivo que se aproveche de la situación. Pienso que si acuden a un comercio, es más seguro y más fácil que les intenten ayudar.

Que te parece la iniciativa de protección civil? Tienes pulseras de este estilo? Les has hablado a tus hijos de lo que deben hacer si se pierden?

6 comentarios:

  1. Pues es verdad me parece muy buena opcion por si acasao nunca se sabe!!besos

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! Nosotros utilizamos las pulseras identificativas www.aitanastar.com valen 9,95€ y llevan código qr para meter datos adicionales. las pulseras llevan visible un teléfono de contacto y en la web puedes hacer tu propio diseño.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Pues no las conocía! Pero tienen muy buena pinta! Gracias por comentar y por darnos a conocer estas pulseras tan prácticas. A los papis que no tengáis ninguna, echarles un vistazo! Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola. Me suena q aqui tb hay pero nosotros siempre llevamos al brazo o en los hombros al peque (y en el carro tb). Siempre lo twenemos localizado, pero lo de la pulsera es muy buena idea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros siempre los llevamos bien agarrados y de momento no hemos tenido sustos. Pero lo cierto es que conforme se van haciendo más mayores, es más probable que estás cosas pasen. A veces yendo con ellos de la mano, hay gente que se cruza por en medio, empujando y las manitas se sueltan... Y si en un sitio donde hay mucha gente, es fácil despistarse... que puedan salir corriendo para mirar algo que les ha llamado la atención y que cuando se giren no consigan verte.
      Yo aún recuerdo, hace dos años, después de que pasara la cabalgata, ver a una mujer gritando desesperada, corriendo, porque al parecer su hijo se había soltado de su mano y entre la gente no lograba localizarlo :-(

      Eliminar