29 jun. 2020

Tramitando la discapadidad

En octubre del año pasado por fin entregué los papeles para iniciar el trámite de valoración de la discapacidad auditiva de mi hijo (puedes leerlo AQUÍ). 

Entregados los papeles me comentaron que en cuestión de unos 6-8 meses recibiríamos una carta en casa en la que nos citarían para la valoración de la discapacidad del niño.

Con todo el tema del COVID supongo que el trámite, ya lento de por sí, aún se ralentizó más, hasta que de repente la semana pasada se desatascó de golpe.


La carta con la citación no llegó...pero el martes pasado me sonó el teléfono y me dijeron que llamaban para darme la cita directamente. Yo pensé que me iban a dar hora para el mes que viene, o ves a saber tu! Pero no, ahora de repente, "había prisa" y la cita era para el jueves de esa misma semana a las 8 de la mañana.

Tocó madrugar y desplazarnos a la capital de provincia. Nos pidieron que si teníamos algún informe más reciente lo llevásemos fotocopiado, así que saqué copia de las últimas pruebas y fuimos hacia allá.

A casusa de los "protocolos COVID" sólo podía entrar una persona como acompañante, así que papá se quedó fuera con Helia, y yo entré con Erik. 

Tras tomarnos la temperatura y pasar por la rutinaria desinfección de manos con gel, nos hicieron pasar a la sala de espera. Y prácticamente de inmediato salió una doctora y nos dio paso al consultorio.

La doctora tenía, como es lógico, todos los informes que yo ya había entregado el octubre pasado. Le di la fotocopia de la última prueba.... y fin.

Si amig@s, nos hicieron ir presencialmente a las 8 de la mañana para.... nada! Para mirar unos papeles que ya tenían en su poder desde hacía meses, coger el nuevo informe que yo llevaba (podía perfectamente haberlo enviado por mail... no?) y decirme casi sin mirarlo que como no era una audiometría tampoco era relevante.

La audiometría de 2018, tras su operación, era lo único que interesaba. Saber como había quedado. Si el "mosntruo" vuelve o no... eso les trae sin cuidado. Y como la doctora misma indicó, no tiene sentido repetir audiometría... porque a mejor no puede ir... y en principio, si no operan de nuevo... a peor tampoco.

La doctora fue amable y le hizo cuatro preguntas al peque sobre como le iba el colegio y como se presentaba el verano. No se lo preguntó porque fuera "relevante" para el trámite...sino por ser educada y atenta con nosotros.

Luego me explicó que este tipo de discapacidades (las auditivas) se valoran de forma objetiva. Simplemente introducen los valores de la audiometría en unas tablas... y listo! De ahí se obtiene de modo automático el grado de discapacidad, y te lo notifican por carta.

Así que nos habían hecho ir para nada! Pero así es "el trámite" y así debe hacerse. Ellos ya saben de sobra el grado que tiene mi hijo desde el primer momento que entregué los informes... así que la espera de tantos meses, la visita, el esperar la carta... son meras "formalidades".

Como la doctora era muy amable, decidí preguntarle si pensaba que nos iban a conceder el 33% de discapacidad, pues es el grado mínimo para que el peque pueda beneficiarse de algún tipo de ayuda. Todo lo que sea que te den menos de un 33%... no sirve para nada. Y muy amable me respondió que lamentaba notificarme que no.

Según me contó, las discapacidades auditivas y visuales mientras afecten sólo a un único oído u ojo no se consideran "discapacidad" según el estado. Así que puedes estar completamente sordo de un oído, que por el otro oyes perfectamente... no te van a dar el mínimo. Y con los ojos... lo mismo. Si tienes un ojo por el que no ves absolutamente nada, pero en el otro tu visión es perfecta... tampoco vas a llegar al 33%.

¿Imaginas la cara de gilipollas que se me quedó? Para el estado que mi hijo esté prácticamente sordo de un oído es "irrelevante", y no se considera que eso le dificulte para nada su vida...

Genial! No es que esperara gran cosa... pero vaya, ya que ha perdido un 80% de audición en un oído... que menos que le reconozcan que lo tiene complicado. 

De momento toca esperar a que nos llegue la carta oficial para ver que grado le han concedido... si un 5%, un 15%... o a saber! 

La doctora me dijo que ella lo veía muy injusto, pero que no se puede hacer nada, que son lo baremos actuales. Pero que "lo bueno" del tema, es que a partir de ahí todo suma. Si le ponen gafas sumará, si pierde más audición sumará.... Sé que la mujer lo decía con buena intención... pero ¿en serio? La verdad, prefiero que no sume a que mi hijo pierda "más capacidades". 

Por un lado, me alegro de que no llegue a tener el 33% de discapacidad.... porque eso quiere decir "que no está tan mal". Pero por otro... sé que es una valoración muy injusta y que no refleja la limitación real que mi hijo de manera objetiva pueda tener.

Cuando llegue la carta ya te diré como nos ha ido, aunque tristemente ya no espero nada.

Trámites largos, trámites ilógicos, trámites que te remueven por dentro y hacen que pases por un mal trago... trámites que al final... no sirven para nada.

Tristeza y dolor.

8 comentarios:

  1. Lo siento mucho. La administración es así de fría. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si....fría...totalmente. No hay mejor descripción.
      Abrazos

      Eliminar
  2. No se cuantos mensajes te llegué a escribir por la mañana. Creo que dos o tres, pero lo hice con el móvil y visto lo visto no te han llegado. Bueno, pues si te llegan, ve borrándolos, eh?
    Muchos besos y animos. NO desfallezcas que es algo por lo que luchar con uñas y dientes. Aquí estaremos apoyándote. Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy..no me llegaron😞
      Pues si...es toda una lucha. Tendré que mirar que se puede hacer cuando recibamos la carta. Y si no se puede hacer nada...pues resignación.
      Abrazos fuertes

      Eliminar
  3. A ver si te llega la carta y ya te desquitas sabes qué puedes hacer luego. Mucho ánimo, un abrazo desde Canarias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver cuando llegue. Si se puede hacer algo...lo haré.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Qué rabia. A nosotros nos ha pasado parecido con el mediano... le evaluaron en rehabilitación pero como está creciendo, hay que esperar a octubre a ver cómo evoluciona...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder...si es que son tremendos. Claro que.están creciendo...son niños! Si no estan seguros de si va a se permanente...que le den un grado provisional.y lo.vayan revisando.
      Lo.que queremos los padres es que mejoren!!! Pero si no lo hacen o si ahora están mal.
      Que se les reconozca!
      Un abrazo fuerte

      Eliminar

Por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de datos te informo que al pulsar en el botón de "publicar" estarás aceptando la política de privacidad de este sitio.
La única finalidad es gestionar y moderar los comentarios. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Blogger y no serán utilizados con fines comerciales ni publicitarios.
Responsable: Vanesa A.
Contacto: diariodeunamadresuperada@gmail.com