1 may. 2017

Ampliando la familia: las mascotas

Hace unos días, mientras estábamos en la tienda de animales del barrio comprando comida para nuestra pequeña coneja, mi hijo me sorprendió preguntándome por una mascota barata de comprar y mantener.

No hace falta ser muy listo para ver que se ocultaba tras su inocente preguntita: estaba pidiendo una nueva mascota para casa... o lo que es lo mismo: aumentar la familia en un miembro más!

Me apresuré a frenar su veloz mentecilla, señalándole que ya teníamos dos mascotas en casa: la conejita Yakari, y el canario Pico. Él no perdió el tiempo susurrando: pero un pez es barato... y ya tenemos pecera.... A lo que yo volví a explicar que actualmente ya teníamos el cupo mascotil completo.


En casa nos encantan los animales, y debo admitir que a veces cuesta no sucumbir a las frecuentes peticiones de ampliar la familia.... pero tanto papi como yo hemos decidido mantener el cupo cerrado.

Y es que tener una mascota no es ninguna tontería, es toda una responsabilidad. Y sobre ello, y sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo miembro para la familia es sobre lo que quiero hablarte hoy!

  1. Piensa: ¿realmente queréis una mascota? Y lo digo así, en plural, porque debéis quererla todos los miembros del hogar. Si sólo la quiere el peque, o el papá y la mami no está de acuerdo... vamos mal!
  2. No siempre la mascota que quiero es la que puedo tener. Tómate tu tiempo en decidir, investiga las características y necesidades de las mascotas candidatas a entrar en tu casa. La primera mascota que mi hijo pidió fue un leopardo.... Por motivos obvios hubo que estudiar otras opciones!
  3. ¿Soy yo o algún miembro de la familia alérgico a alguna mascota? Esto hay que tenerlo muy en cuenta. A veces no tenemos ni idea y las alergias aparecen después de dar el paso de meter el animal en casa... y entonces hay que buscar la mejor solución para todos. Pero si ya de entrada sabemos que en casa habita un alérgico a los gatos... que tal si nos hacemos con un periquito?
  4. ¿Tengo espacio para la mascota? Es decir... no es lo mismo el espacio que pueda necesitar un pez o un canario, al espacio que necesita una cobaya, un conejo... o un perro! Pensemos que hay animales como perros y gatos que campan libres por toda la casa (¿te gusta la idea?), animales que no salen de sus jaulas (peces, pájaros...) y animales que pueden salir de forma ocasional (cobayas, conejos....). Las dimensiones de las jaulas, dependerán del tipo de animal (el hámster puede vivir en una jaula pequeña, pero la cobaya y el conejo necesitarán jaulas grandes) y tienes que tenerlo en cuenta. La jaula deberá caber en casa!
  5. ¿Tienes tiempo para la mascota? Hay mascotas que apenas necesitan que les dediquemos tiempo. Un pez, un pájaro son animales relativamente fáciles de cuidar. Les podemos poner comida una vez al día, limpiar a fondo su jaulita una vez a la semana y listo! Pero un conejo o cobaya necesitará salir de la jaula de vez en cuando (mínimo una vez a la semana) y tendremos que estar ahí, vigilándoles para que no se coman ningún cable ni se hagan daño con nada. En cuanto al perro... habrá que sacarle a pasear unas tres veces al día, y mínimo una de ellas deberá dar un paseo largo... de media horita por lo menos! No vale con sacarlo al árbol de delante de la portería y volverle a subir de inmediato (no si queremos darle un poco de calidad de vida).
  6. Hablemos de dinero. Esto es obvio, pero mucha gente no lo piensa. No es lo mismo mantener un perro que un canario. El gasto en comida y accesorios no es el mismo, y el coste del animal... menos! No pienses sólo en el precio del animal, mira también que necesita (jaula, pecera, camita, arnés, cepillos....) y mira a cuanto sube. Mira también cuanto cuesta la comida, y si necesitas algo más (arena para la jaula, varios tipos de comida....). Hay animales que requieren una gran inversión de entrada, pero que luego son baratos de mantener, porque comen poco y su comida es económica (como los pájaros o hámsters) pero hay otros que son muy caros de mantener (hay animales que necesitan vacunas, controles veterinarios muy a menudo, suelen necesitar intervenciones quirúrgicas...) Infórmate bien y escoge algo que puedas asumir también a este nivel. Aunque te regalen o adoptes al animal, deberás cargar con su mantenimiento.
  7. Necesidades sociales. Hay mascotas que son muy sociables y necesitan estar con gente. A las cobayas les gusta que haya "vida" a su alrededor. Por ello o tienes más de una, o deberás ubicar su gran jaula en el comedor (¿podrás soportarlo?). Si pasas muchas horas fuera de casa... ¿quién sacará al perro a pasear?
  8. Vacaciones. La gran pregunta.... ¿eres de los que va a menudo de vacaciones? Y si es así... ¿vas a lugares donde tu mascota te pueda acompañar? La mascota es uno más... y en vacaciones también! Deberás tenerlo en cuenta y tener previsto un plan para ella. Hay mascotas que pueden acompañarte fácilmente en vacaciones, otras se pueden quedar en casa solas durante un breve período de tiempo (los pájaros pueden pasar una semanita solos si les aseguramos una buena reserva de agua y comida). Pero... ¿Qué hay del conejo y su gran jaula? Tendrás que pensar si hay alguien en tu entorno que se pueda hacer cargo de tus mascotas en tu ausencia, o deberás dedicar una parte de tu presupuesto a pagarles "una residencia" donde les cuiden bien. Y si te los vas a llevar contigo... deberás buscar alojamientos donde los acepten y buscar planes vacacionales en los que la mascota pueda participar. Si la dejas sola en una habitación de hotel... puede que cuando vuelvas la haya destrozado.... Conoce bien a tu mascota y decide.
  9. ¿Quién va a cuidar de la mascota? No respondas! Ya lo hago yo: TU. No pienses que lo harán tus hijos.... sobretodo si aún son pequeños... Normalmente a las mascotas las acabamos cuidando las madres y padres. Cuidar a una mascota es responsabilizarse de una vida. Y un niño... con cinco o seis años... no está preparado para tan gran misión. Podrá ayudarte a ponerle la comida, a preparar el baño, acompañarte al veterinario.... Pero no podrá hacerlo solo! Probablemente no se acordará de darle de comer, o de cambiarle el agua, si no se lo vamos recordando. Así que... deberemos hacernos a la idea de que vamos a tener a alguien más a nuestro cargo!
  10. Si son tus hijos los que lo han pedido, involúcralos en la decisión, que te ayuden a buscar información, ir juntos a tiendas de animales, observar a las mascotas, ir a casa de amigos que ya tengan una, y preguntadles por su experiencia! Muchas veces en las tiendas de animales no vemos ni nos cuentan ciertas cosas... como que las cobayas corren a gran velocidad por su jaula y esto hace que cacas, pienso y heno salgan despedidos por toda la casa! Infórmate bien.
  11. Esperanza de vida. Las mascotas, como nosotros van a morir, y esto también hay que tenerlo en cuenta. No vive lo mismo un pez que una tortuga! ¿Quieres una mascota que viva poco, para no tener una responsabilidad a largo plazo?, o ¿quieres una que pueda vivir hasta que tus hijos sean un poco mayores... para que no muera cuando estos aún sean pequeños y tengan que pasar por ese trauma? Y que decir de las supermascotas! Esas que tienen una esperanza de vida muy elevada, tanto que pueden sobrevivirnos a nosotros mismos! Realmente ¿queremos un animal que viva unos 50 años? ¿Estamos dispuestos a cuidarlo hasta el fin?
Una vez lo hayas visto claro y hayas decidido dar el paso, espera un par de meses a darlo! Es decir, no tomes la decisión en un par de días, no compres una mascota "en caliente". Estás en la tienda de animales y tu hijo te la pide.... y allí mismo, te decides, la compras y a casa! Te puede salir bien... o todo lo contrario.... Si esperas un par de meses, y los aprovechas para buscar información con tus peques, verás si es un capricho pasajero, o si los pequeños mantienen el interés y realmente QUIEREN tener una mascota.

Y cuando vayas a por ella (ya sea a tienda o refugio de adopción) que sea en un momento en que puedas dedicarle tiempo. Si la recoges un lunes por la tarde, al día siguiente os iréis a trabajar y al cole, y la mascota quedará sola en su nuevo hogar. Si das el paso un viernes, o mejor aún, en vacaciones, podrás compartir un tiempo maravilloso con ella, y ayudarla en su adaptación al nuevo hogar antes de volver a tu rutina.

Si tienes en cuenta todo esto... seguramente no te pasará como a la mamá de ORQ y podrás disfrutar y ser feliz con el nuevo miembro de tu familia!


24 comentarios:

  1. Genial tu post, completamente de acuerdo 👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻, tenía ganas de leerlo desde que lo vi en Instagram, pero lo malo de irte de vacaciones es que cuando vuelves te está esperando el doble de curro😅. Me encantan todos los puntos que das y argumentas. El que creo que no se da cuenta la gente de lo que implica cuando lo compran, es el que hacer con las mascotas cuando estás de vacaciones. Por suerte nosotros nos solemos llevar al perro, y mis padres viven al lado así que vienen a diario a echarles de comer. Pero si, es un gran problema. Te comparto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado el post y los argumentos!
      Me da la sensación de que mucha gente toma la decisión en caliente, y sin pensar bien en todas las consecuencias que implica tener un animalito en casa.
      Gracias por compartir!
      Un beso!

      Eliminar
  2. Un post muy bueno...
    La gente no se conciencia y a veces son un capricho que luego tiene consecuencias...

    Nosotros en casa tenemos dos perras ( viejecitas ya las pobres ) y 3 gatas y el cupo está cerradísimo... Por nosotros, tendríamos hasta un elefante si se pudiera pero, las mascotas, limitan mucho... Tiempo, dinero... Y hay que ser coherentes.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenéis una gran familia!! Y si, hay que ser coherentes con las decisiones. Si se tienen es para cuidarlas y darles la mejor vida posible.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. No hace mucho hemos aumentado nosotros la familia con un conejo y... tuvimos todo eso en cuenta porque es una gran responsabilidad y una decisión que no se puede tomar a la ligera... Ahora somos felices con él y los niños han aceptado a las mil maravillas todas sus responsabilidades con Llanol (así han llamado al conejo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, es toda una responsabilidad y por lo tanto una decisión que hay que tomar estudiando pros y contras.
      Me alegro por Llanol! Ha ido a parar a una buena familia!
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Muy buen post!!! Comprar o acoger una mascota no debe ser una decisión que se toma a la ligera, debe ser meditado y estudiado pues se trata de un ser vivo que requiere atención y compromiso. 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, las mascotas son seres vivos, no juguetes. Y hay que estar seguros de podernos comprometer con ellas.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me encanta lo del leopardo..¿por qué lo descartásteis? jajajaja
    La verdad es que una mascota implica responsabilidad y pensar a futuro.
    A mi me gustaría en un futuro tener una, porque creo que fomenta la responsabilidad, cariño y autoestima de los niños, así que tomo nota del post porque abarca todo lo importante a la hora de elegir mascota :)

    Mami Rebelde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que el post te resulte útil en un futuro.Ya nos dirás si finalmente dais el paso, y porque mascota os acabais decidiendo.
      Lo del leopardo... podríamos reconsiderarlo....
      Un saludo!!

      Eliminar
  6. Un post bueno y supernecesario, nosotros tenemos gata desde antes de nacer los niños y de momento con ella nos basta, porque como bien dices hay que cuidarla y planificar cuando te vas de viaje etc...y a veces no es tan fácil!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No! Tener una mascota no es fácil! Hay que tenerlo en cuenta antes de dar el paso.
      Y a veces... con una basta 😡

      Eliminar
  7. En casa de momentos seguimos sin mascotas y parece que mi hija no tiene mucho interés por ellas.
    Los perros le dan pánico así que de momento no tendremos este conflicto ya que yo además soy alérgica.
    Tener una mascota es muy positivo para los niños en muchos aspectos pero creo que antes de comprar una mascota hay que pensárselo muy bien.
    Creo que lo recoges muy bien en tu post y es una gran guía para los padres que se encuentren pensando sobre esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener una mascota, como muy bien dices, es una experiencia positiva para los pequeños. Pero nos podemos cegar por esto... pues como ya apuntas tiene muchas responsabilidades y factores a tener en cuenta.
      Me alegro de pensar que mi post pueda servir de guia para tomar esta decisión
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Es que no hay duda que tener una mascota no es algo que tomarse a la ligera. Es mucha responsabilidad para toda la familia. Pero hay gente que no piensa en todas esas cosas antes de hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto! Hay gente que se deja llevar... cegado por la ilusión del peque de la casa o por los beneficios de tener mascota... y no ve el resto.
      y luego... pasa lo que pasa!

      Eliminar
  9. Muy buenos puntos para reflexionar. Hay que pensar mucho antes de ampliar la familia con una nueva mascota. Nosotros estuvimos a puntito hace unos años, antes de tener al peque, pero nuestra forma de vida nos lo hace muy difícil, ya nos paso con gusanos de seda ¡Y mira que son fáciles de cuidar! Pero nos tuvimos que ir unos días y ¿Con quien los dejas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El horario de trabajo y el estilo de vida hay que tenerlos muy en cuenta.
      Lo de dejar las mascotas con alguien no siempre es fácil... no todo el mundo quiere quedarse con ellas y hay que asumir que la experiencia puede no acabar bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Aquí seguimos a tope con los peces, poca demanda, se pueden dejar solos y... bueno, si pasa algo horrible se pueden reemplazar sin problemas. Las defunciones son bastante habituales pero normalemente son por cosas de la pecera así qeu muy felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peces son muy buena opción cuando hay poco tiempo para dedicar a la mascota o ausencias prolongadas. Y como señalas, las defunciones ocurren con frecuencia y pueden ayudarnos a trabajar el tema.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  11. Sobre todo ¿Quién va a cuidar de la mascota?
    Es muy importante porque de eso depende su bienestar y supervivencia.
    Me ha encantado el post! Muchas gracias por la info.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fundamental saber quién se va a encargar del animalito! Y ser realista en este punto. Como tu bien dices, su vida depende de que cuidemos de él. No son peluches, son seres vivos!
      Un abrazo y gracias a ti por tu comentario!

      Eliminar
  12. mucha razón. tener una mascota requiere de pensarselo bien antes. A mi la verdad es que me gustan mucho, pero siempre pienso que las mascotas requieren de nuestro tiempo, requieren espacio, y si no las podemos cuidar como se merecen, no puede ser que las tengamos en casa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Si no podemos garantizarles un mínimo de calidad de vida... a veces más vale no tenerlas!
      Un abrazo!

      Eliminar